Raza de perro TERRIER DE BEDLINGTON


TERRIER DE BEDLINGTON

Bedlington Terrier

Descripción

El Bedlington Terrier es un perro de talla pequeña, flaco, de patas largas con el lomo arqueado y la cabeza estrecha y de perfil convexo. Su cola es de implantación baja, moderadamente arqueada. Su pelaje es denso, de aspecto lanoso, lo que contribuye a su parecido con una oveja. El color del manto es azulado, negro y canela, rojizo o marrón rojizo.

  Origen e historia del TERRIER DE BEDLINGTON

El Bedlington Terrier es una raza terrier muy original en cuanto a su aspecto destacando su cabeza en forma de pera, y su corte de pelo tradicional rizado, sedoso y basado en líneas curvas. Fue conocido como Rothbury Terrier y es oriundo de las cuencas mineras del norte de Inglaterra y en su conformación se usaron el Caniche, el Dandie Dinmont Terrier y el Whippet, una combinación perfecta para un tipo de perro duro, resistente y eficaz cazador de liebres. Se presentó por primera vez en 1870 en el condado de Bedlington y en 1877 se creó la primera asociación de la raza preocupada de su cría selectiva. Hoy en día no es un perro demasiado popular ni en Gran Bretaña, ni en Europa, ni en EEUU aunque la raza no está en peligro como otros terriers.

  Temperamento y comportamiento del TERRIER DE BEDLINGTON

El Bedlington Terrier fue una raza criada para la caza de liebres y conejos. Hoy en día son un excelente perro de compañía, buen guardián y buen cazador determinado, inteligente, extrovertido y con carácter. Son aptos para la vida rural y la urbana y se adaptan a vivir en apartamentos de tamaño medio siempre que se le proporcione salidas, juego y actividad de calidad. Aman la naturaleza y apreciarán las salidas al campo y las excursiones donde, eso sí, pueden poner en marcha su instinto de cazador e ir tras cualquier animal de reducidas dimensiones. Son por tanto óptimos compañeros de familias activas.

En familia los Terrier de Bedlington son compañeros equilibrados, fieles, sociables, obedientes, alegres, afectuosos, juguetones con los niños y eficaces guardianes de su casa. Puede adaptarse a la vida con otros perros y mascotas. Por el contrario, tercos y se muestran cautelosos hacia los extraños pero sin timidez. Asimismo necesitan un adiestramiento y socialización firmes y cuidadosos, desde edad temprana, para impartirles normas de obediencia y llevar a cabo su correcta socialización. Por último, si se aburre o permanece tiempo inactivo o solo puede llegar a volverse muy destructivo, compulsivo, nervioso y bastante ladrador.

  Salud y cuidados del TERRIER DE BEDLINGTON

El Bedlington Terrier es una raza fuerte y longeva que no presenta problemas de salud propios de la raza, además de los comunes a todos los perros. Dado que nunca ha sido un perro de moda esta raza se ha protegido de la cría indiscriminada, por lo que goza de buenas características zootécnicas.

Respecto a su cuidado no precisa demasiadas atenciones además de aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita salidas diarias, ejercicio y ocupación regular. Hay que controlar su alimentación, especialmente eliminar la dieta rica en cobre. Por otro lado, cuando realice actividades en el campo es conveniente inspeccionarle la piel y pelos a fin de controlar eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos, en especial las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir enfermedades como la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis, entre otras. Tampoco está de más dedicar tiempo a la limpieza regular de orejas, dientes y ojos con el fin de prevenir hongos e infecciones. Por último, para al mantenimiento de su característico pelaje se requiere un cepillado regular y acudir a la peluquería ya que su tradicional corte es complejo. Igualmente es preferible que se le bañe cada cierto tiempo para mantener su pelaje lustroso.