Raza de perro RATONERO HOLANDÉS (SMOUSHOND)


RATONERO HOLANDÉS (SMOUSHOND)

Hollandse Smoushond

Descripción

El ratonero holandés, perro smous holandés o smoushond es un perro pequeño y muy fuerte, de estructura cuadrada, compacto, vivaz y robusto. Su cabeza es ancha y corta, con el stop muy marcado, los ojos marrones oscuros y las orejas de inserción alta, pequeñas y caídas. Su cola es corta. Respecto a su pelaje éste es áspero, de longitud media (4 a 8 cm), delgado, duro y lacio, pero desgreñado, con una capa interna densa. En la cabeza el pelo tiene textura de alambre y presenta barba, cejas y bigotes. El color del manto es preferentemente amarillo trigo aunque pueden darse otras tonalidades de amarillo.

  Origen e historia del RATONERO HOLANDÉS (SMOUSHOND)

El ratonero holandés, perro smous holandés o smoushond es una raza creada en el Siglo XIX seguramente a partir del schnauzer estándar de color amarillo, si bien su origen es todavía incierto. Inicialmente se le denominó “perro caballero de los establos” y rápidamente su nombre cambió al de “Smous” de bárbara áspera, lo que lo distinguía del Grifón de Bruselas. A mitad del Siglo XIX ya era una raza popular que seguía a los carruajes o trabajaba en los establos dando cuenta de los ratones. Tanto su primer estándar, como el Club holandés de ratoneros (Smoushondenclub) se crearon en 1905 hasta que finalmente la raza quedó prácticamente extinta en 1949, momento en que se registró el último ejemplar en el Libro de registros de los Países Bajos (Nederlands Honden Stamboek). En 1973, H.M. Barkman van der Weel tomó la iniciativa de reconstruir la raza a partir de perros sin pedigrí y se logró su recuperación revisándose su estándar en 1980.

  Temperamento y comportamiento del RATONERO HOLANDÉS (SMOUSHOND)

El ratonero holandés, perro smous holandés o smoushond es un excelente, amable e inteligente compañero. Son aptos para la vida en apartamentos de tamaño medio siempre que se le proporcione mucha actividad. En familia son compañeros incorruptibles, sociables, obedientes, activos, intrépidos, afectuosos, juguetones y protectores con los niños. Aman las salidas al exterior y en especial al campo donde suelen sentirse libres y especialmente activos. Suelen estar alerta, son algo territoriales y algo asustadizos. Pueden convivir con otras mascotas y otros perros aunque se recomienda una socialización adecuada a edad temprana para impartirle normas de obediencia. Por último, si se aburre o permanece tiempo inactivo o solo puede llegar a volverse muy destructivo, compulsivo, nervioso y ladrador.

  Salud y cuidados del RATONERO HOLANDÉS (SMOUSHOND)

El ratonero holandés, perro smous holandés o smoushond es una raza fuerte y sana que no presenta problemas destacados de salud, ni de carácter congénito aunque algunas líneas pueden tender a la atrofia progresiva de retina y otros problemas oculares. Conviene, además, revisarle sus orejas regularmente, para prevenir infecciones y hongos debido a la humedad que allí se acumula.

Respecto a su cuidado no precisa demasiadas atenciones salvo aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita salidas diarias, ejercicio y ocupación regular. Hay que controlar su alimentación, pues si lleva una vida sedentaria puede tender al sobrepeso. Por otro lado, cuando realice actividades en el campo es conveniente inspeccionarle la piel y pelos a fin de controlar eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos, en especial las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir enfermedades como la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis, entre otras. Por último, respecto al mantenimiento de su pelaje desgreñado es necesario que se le practique un cepillado regular para retirar los pelos muertos, evitar que se enrede y mantenerlo sano y en buen aspecto. También debe recortársele cada cierto tiempo, incluida la barba, la cual debe estar limpia. Igualmente es preferible que se le bañe cada cierto tiempo para mantener su pelaje lustroso.