Raza de perro KLEE KAI DE ALASKA


KLEE KAI DE ALASKA

Klee kai

Descripción

El klee kai es un perro pequeño creado a partir del Malamute de Alaska y que presenta tres variedades de tamaño: miniatura, pequeña y estándar. Es, por tanto, un spitz nórdico, robusto, con el pecho, cabeza y hocico anchos. Sus orejas son erectas y su cola muy poblada, normalmente curvada sobre el lomo. Su pelaje es denso con una doble capa protectora de colores variados, desde una gama del gris claro al negro, a veces con matices rojizos y la parte inferior blanca. Presenta una característica máscara bicolor.

  Origen e historia del KLEE KAI DE ALASKA

El klee kai de Alaska es una raza creada a partir del Malamute de Alaska y desarrollada en Wasilla, Alaska, desde mitad de los 70. Para evitar el enanismo la raza se desarrolló con la aportación de Husky siberiano y Malamutes con Schipperke y American Eskimo. En 1988 se dio a conocer la nueva raza en público y en 2002 se consolidó con el nombre “Alaskan Klee Kai” (perro pequeño de Alaska). Actualmente cuenta con el reconocimiento oficial de la American Rare Breed Asociación (ARBA) desde 1995 y el Kennel Club Unidos (UKC) desde 1997 y se cría en Canadá, Reino Unido y Estados Unidos.

  Temperamento y comportamiento del KLEE KAI DE ALASKA

El klee kai de Alaska es en un perro enérgico, inteligente, atlético, activo, ágil y con un aspecto que refleja su herencia del norte. Su cría selectiva como perro de compañía ha conseguido reducir la tendencia natural, propia del Malamute, a establecer jerarquía en la manada, lográndose una mejor integración con los humanos y convirtiéndolo en un miembro muy participativo de las actividades familiares. Sin embargo, presenta el problema de que tolera mal los “maltratos” que los niños podrían infligirle, pudiendo morderles. Con los extraños es desconfiado, por lo que son bastante aptos para tareas de guardia. Por último, con otros animales también puede tener problemas de socialización debido a su instinto de presa.

  Salud y cuidados del KLEE KAI DE ALASKA

El klee kai necesita de una correcta socialización desde una edad temprana, ya sea con personas, otros perros y animales domésticos con los que vaya a convivir. Se recomienda para esta raza que el adiestramiento sea de tipo “refuerzo positivo”. Se sugiere, asimismo, que el perro tenga a su disposición juguetes resistentes para morder. Es recomendable que haga ejercicio físico diario para un correcto desarrollo y un cepillado regular. Por lo general esta raza no presenta graves problemas de salud salvo quizás la tendencia a desarrollar cataratas, luxación de rótula, problemas en el hígado, tiroiditis autoinmune, timidez extrema o algunos problemas coronarios, incluido PDA.