Raza de perro SABUESO POLACO


SABUESO POLACO

Ogar Polski

Descripción

El sabueso polaco es un rastreador de tamaño medio a grande, estructura rectangular, construcción robusta y compacta, osamenta maciza, buena musculatura especialmente en los hombros, pecho profundo y ancho y extremidades proporcionadas. Su cabeza es maciza con el hocico relativamente largo y las orejas de inserción baja, bastante largas y redondeadas. Su cola es gruesa. Su pelaje es de longitud mediana, grueso y duro, con una capa interna abundante, y de color fuego, de rojizo hasta canela, con manta gris o gris oscura, casi negra. Sobre los ojos siempre debe haber manchas fuego rojizas.

  Origen e historia del SABUESO POLACO

El sabueso polaco es un gran sabueso cuyo origen se remonta al siglo XVIII, aunque con exactitud no hay acuerdo de su procedencia. Su morfología sugiere una gran semejanza con el Sabueso de San Huberto por lo que se considera que la raza pudo surgir del cruce de ese sabueso con otros sabuesos germánicos. A principios del S. XX Franz Laszka dejó abundante material escrito sobre estos grandes sabuesos polacos. Como en otros casos, la Segunda Guerra Mundial diezmó sus efectivos hasta bordear su extinción. Acabado el conflicto el coronel Kartwik recuperó la raza a partir de perros de la región de Nowogrodek y se establecieron dos tipos: el Ogar polski y el gonczy polski, más pequeño, y actualmente más escaso. En 1966 el “ogro” polaco fue reconocido como raza por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales. Actualmente es una raza reconocida por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales.

  Temperamento y comportamiento del SABUESO POLACO

El sabueso polaco es un perro usado especialmente usado en actividades cinegéticas en Polonia (no suele verse fuera de ésta). En particular en la caza mayor y del jabalí. Es esencialmente un gran rastreador y persigue un rastro hasta localizarlo avisando de ello con un ladrido sonoro. Requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio. Es un perro apropiado para las zonas rurales donde pueden tener más posibilidades de salir al campo; por el contrario no se adapta tan bien a la vida urbana y sus limitaciones de salida y de espacio. En la caza es un típico sabueso resistente, incansable, tenaz, determinado y apasionado con el trabajo. En familia es cariñoso, tranquilo, amable, obediente, de fácil adiestramiento y tranquilo con otros perros aunque enérgico. Por el contrario puede ser ladrador y destructivo en caso de aburrimiento.

  Salud y cuidados del SABUESO POLACO

El sabueso polaco es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo el hecho que hay que revisarle sus orejas caídas para que no se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantenerlo en forma. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.