Raza de perro SABUESO FINLANDÉS


SABUESO FINLANDÉS

Suomenajokoira

Descripción

El sabueso finlandés es un perro de tamaño medio a grande, estructura rectangular, proporciones armoniosas, construcción compacta, osamenta fuerte pero no pesada, buena musculatura, pecho profundo y extremidades de complexión fuerte terminadas en pies de almohadillas duras y fuertes. El dimorfismo sexual está bien marcado. Su cabeza es esbelta, de aspecto noble, con el hocico largo acabado en una nariz negra y grande, sostenida por un cuello largo y fuerte que se une a los hombros. Las orejas, de inserción alta, son largas, suaves, colgantes y redondeadas en su extremidad. Su cola es de base gruesa y se estrecha en la punta. Su pelaje es medio-corto, áspero y brillante con una capa interna densa. El manto es tricolor: negro en espalda y parte superior de la cola; pardo o rojizo en la cabeza, orejas, extremidades, lados del cuello, tronco y cola; y blanco en la lista sobre el hocico, cuello, pecho, punta de la cola y parte inferior de las extremidades y pies.

  Origen e historia del SABUESO FINLANDÉS

El sabueso finlandés se desarrolla a finales del Siglo XIX, después que se estableciera el Club Kennel Finlandés en 1889, si bien los perros de caza de verano eran conocidos en Finlandia desde el Siglo XVIII. Para su desarrollo se emplearon sabuesos ingleses, franceses y alemanes y las distintas asociaciones locales jugaron un papel determinante en la fijación de un tronco común del que desciende esta raza amistosa, caracterizada por sus aptitudes en el restreo. Su estándar se redactó en 1932 y hoy en día es una raza reconocida por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales aunque no es muy conocida fuera de Finlandia.

  Temperamento y comportamiento del SABUESO FINLANDÉS

El sabueso finlandés es un perro usado como mascota y en actividades cinegéticas, en particular especializado en la caza del zorro y la liebre. Su actividad consiste en rastrear en solitario y perseguir a su presa con un ladrido sonoro. Requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio. Es un perro apropiado para las zonas rurales donde tienen, cuando el tiempo lo permite, la posibilidad de salir al campo; por el contrario no se adapta bien a la vida urbana y las limitaciones de salida y de espacio. Su hiperactividad y necesidad de acompañamiento tampoco lo hacen apto para dueños que vivan solos, prefiriendo familias activas. Son perros determinados en la caza, con una constitución fuerte, muy resistentes al frío escandinavo, incansables y que disfrutan con el trabajo. En familia son cariñosos, amables, estables, serenos, fiables con los niños, obedientes, de fácil adiestramiento y tranquilos con otros perros. Por el contrario pueden ser ladradores y destructivos en caso de aburrimiento.

  Salud y cuidados del SABUESO FINLANDÉS

El sabueso finlandés es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo el hecho que debe protegérsele del frío extremo y hay que revisarle sus orejas caídas para que no se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos, especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias típicas a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantener al perro en forma. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.