Raza de perro RETRIEVER DE PELO LISO


RETRIEVER DE PELO LISO

Flat Coated Retriever

Descripción

El cobrador de pelo liso o retriever de pelo liso es un perro listo, activo, de tamaño mediano-grande, expresión inteligente, musculoso, fuerte sin llegar a ser pesado y delgado aunque sin falta de sustancia. Su cabeza es bastante larga, con el hocico ancho y las orejas medianas y caídas. Su cola es ahusada y plumosa. Su pelaje es de longitud media, fino y denso, pero pegado al cuerpo, siendo abundantemente plumoso (flecos) en cola, patas y pecho. El color del manto suele ser negro o hígado.

  Origen e historia del RETRIEVER DE PELO LISO

El cobrador de pelo liso, retriever de pelo liso flatcoat o flattie es un cobrador británico creado en el segundo tercio del Siglo XIX a partir de labradores (perro de San Juan pequeño de Terranova que más tarde daría lugar al labrador) y de setters con el fin de crear un perro levantador y cobrador de aves acuáticas de gran capacidad olfativa. Hacia 1860 la raza estaba completamente definida. La raza fue exportada a EEUU y reconocida por el American Kennel Club oficialmente a la raza en 1915. A finales de la Segunda Guerra Mundial había muy pocos Flatcoat y la supervivencia de la raza era incierta. No fue hasta 1960 cuando tras una cuidadosa crianza se recuperó la raza y recuperó su popularidad.

  Temperamento y comportamiento del RETRIEVER DE PELO LISO

El cobrador de pelo liso, retriever de pelo liso flatcoat o flattie es un perro usado tradicionalmente en actividades cinegéticas, especializado en la recuperación de aves acuáticas cazadas con fusil. Es muy eficaz en tierra y agua. Actualmente sigue siendo usado para tal fin aunque más como mascota familiar. Por sus características de perro cazador requiere actividad intensa y necesita mucho ejercicio, paseos, correr y jugar. Son aptos para entornos rurales, familias activas con espacio y mucho movimiento, pues no toleran la soledad, y algo menos indicados para un entorno urbano con sus típicas limitaciones aunque puedan adaptarse sin demasiadas complicaciones. En la caza son perros valientes, infatigables, trabajadores, alertas y que derrochan entusiasmo, especialmente si hay agua de por medio. En familia son compañeros activos, alegres, afectuosos, optimistas, bondadosos, fieles, vivaces, especialmente juguetones con los niños, tolerantes y dóciles aunque algo independientes y reservados. Debe, sin embargo, realizarse un adiestramiento paciente y coherente a una edad temprana con el fin de socializarlo correctamente. Por último, detestan la soledad y la inactividad y tienden a destruir, ponerse nerviosos y muy ruidosos si no derrochan energía.

  Salud y cuidados del RETRIEVER DE PELO LISO

El cobrador de pelo liso, retriever de pelo liso flatcoat o flattie es una raza bastante sana. Como en muchos perros puede padecer algunos problemas de salud típicos como displasia de cadera, displasia de codo, atrofia progresiva de retina, problemas en los párpados u otros problemas digestivos, entre otros. No presenta, sin embargo, enfermedades congénitas características. Asimismo conviene revisarle sus ojos y orejas caídas para prevenir infecciones y hongos. En el caso de ser un perro de trabajo, caza o que realice muchas actividades en el campo es conveniente que se le practique una inspección periódica, después de una jornada al aire libre, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisársele las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis.

Respecto a su cuidado no precisa muchas atenciones salvo aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita espacio, salidas diarias, ejercicio y actividad constante. Además conviene controlarle su dieta ya que tiende al sobrepeso. Por último, para el mantenimiento de su pelaje es necesario un cepillado regular cada dos días tanto para retirar los pelos muertos, como para prevenir problemas en la piel. Igualmente necesita ser bañado regularmente para quitar el olor característico.