Raza de perro POINTER INGLÉS


POINTER INGLÉS

English Pointer

Descripción

El Pointer inglés es un perro grande, armonioso y bien construido en todo su conjunto, con los hombros largos e inclinados, los muslos musculosos y las rodillas torneadas. Es en general un perro musculoso y atlético pero con un perfil definido por elegantes curvas. Su cabeza es de anchura media, con un hocico largo y cuadrado. Sus orejas son caídas y de tamaño mediano, mientras que su cola es recta, ahusada y es llevada a la altura del lomo. Su pelaje es duro, corto, liso y brillante. Los colores habituales del pointer son el limón y blanco, naranja y blanco, marrón y blanco y negro y blanco, pudiendo haber unicolores e incluso tricolores.

  Origen e historia del POINTER INGLÉS

El pointer inglés es una raza antigua de perro de muestra mejorada y seleccionada en gran Bretaña a principios del Siglo XVIII, si bien sus antepasados podrían ser perros de muestra continentales de origen francés o español, aunque quizá también italianos. Su base genética está presente en algunas razas de perros de muestra continentales creados a finales del XVIII o rescatados de su extinción tras las dos guerras mundiales. Actualmente es una raza reconocida por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales y es más usado como guardián y perro de compañía que como perro de muestra.

  Temperamento y comportamiento del POINTER INGLÉS

El pointer inglés es un perro de muestra usado en las actividades cinegéticas como señalador de la caza, ya que rastrea y localiza una pieza y se queda quieto permitiendo que sean los galgos quienes la persigan y capturen y que el cazador la remate con la escopeta. En mayor medida hoy por hoy es también usado como perro de compañía. Por sus características requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio por lo que es más adecuado para la vida en las zonas rurales, donde tienen más posibilidad de salir al campo, o para familias numerosas y activas con mucho movimiento. En la caza son tenaces y perseverantes. En familia son amables, sensibles, estoicos, obedientes, tolerantes, dóciles, de fácil adiestramiento, muy fiables con los niños y tranquilos con otros perros. Si se aburre o permanece tiempo inactivo puede, sin embargo, volverse muy destructivo y ladrador.

  Salud y cuidados del POINTER INGLÉS

El pointer inglés es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo el hecho que puede tender a padecer displasia de cadera y en algunos casos osteopatía neurotrópica una enfermedad congénita rara. Hay que revisarle sus orejas caídas para que no se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis. Su doble pelaje los hace muy resistentes al frío y a las temperaturas extremas.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantenerlo en forma. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.