Raza de perro LUNDEHUND NORUEGO


LUNDEHUND NORUEGO

Norsk Lundehund

Descripción

El Lundehund noruego es un perro de tipo spitz bastante pequeño, rectangular, ligero y flexible. Su cabeza tiene forma de cuña con las orejas erectas muy móviles y la cola de longitud media. Su pelaje es corto y áspero de colores marrón rojizo, con las puntas negras o grises, con manchas blancas, o blanco con manchas negras. Los pies tienen seis dedos o más, adaptación a los acantilados donde se enfilaba para la caza de aves.

  Origen e historia del LUNDEHUND NORUEGO

El Lundehund noruego es una raza antigua de unos 400 años de antigüedad utilizada para la caza de aves marinas en las escarpadas costas de Noruega. Como el mismo nombre de la raza indica su especialidad era la cazar frailecillos (lunde). Sus particularidades anatómicas como las dobles garras, el dedo de más y sus enormes almohadillas le permitían literalmente trepar por los riscos y atacar a las aves en sus nidos. Hoy en día sólo se mantiene esta caza tradicional en Mastad, en las aisladas islas de Vaeroy. Su caída en desuso y el moquillo amenazaron la supervivencia de la raza. Gracias a la cría y selección del matrimonio noruego Christie, en el sur de Noruega, y a los nativos de las Vaeroy se salvó a la raza de la extinción. Hoy en día siguen siendo muy escasos incluso en Noruega.

  Temperamento y comportamiento del LUNDEHUND NORUEGO

El Lundehund noruego es un perro usado tradicionalmente en actividades cinegéticas. Como su nombre indica: “perro frailecillo”, estaba especializado, gracias a sus poderosas garras dobles y almohadillas grandes, en trepar por acantilados y terrenos escarpados para la cacería de frailecillos. Actualmente los lundehund suelen ser compañeros de casa. Por sus características de perro cazador requiere actividad intensa y necesita mucho ejercicio, paseos, correr y jugar. Son aptos para entornos rurales o familias activas con espacio y que realicen muchas actividades al aire libre y poco indicados para un entorno urbano con sus típicas limitaciones. Como compañero es tranquilo, aunque no excesivamente afectuoso, fiel, obediente, tolerante, dócil y sosegado con otros perros. Por último, si se aburren o permanecen tiempo inactivos o solos pueden llegar a volverse destructivos, nerviosos y ladradores.

  Salud y cuidados del LUNDEHUND NORUEGO

El Lundehund noruego es una raza que no suele presentar muchos problemas de salud salvo algunas típicas enfermedades como la displasia de cadera, luxación de rótula, torsión de estómago y otros graves problemas digestivos. Tampoco se le conocen enfermedades congénitas características salvo la atrofia progresiva de retina y otros problemas oculares. Asimismo conviene revisarle su pelaje, orejas y ojos para prevenir infecciones. Como sucede con otros perros de trabajo que realizan actividades al aire libre es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel y pelos. Especialmente deben revisársele las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis.

Respecto a su cuidado es un perro saludable que no precisa muchos cuidados además de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional precisa un entrenamiento físico diario y bastante actividad. Debe tenerse en cuenta que la vida sedentaria puede ocasionarle sobrepeso. Su doble pelaje los hace muy resistentes al frío y a las temperaturas extremas pero por el contrario no toleran bien las altas temperaturas. Por último, para el mantenimiento de su pelaje de doble capa es necesario un cepillado regular tanto para retirar los pelos muertos, como para prevenir problemas en la piel. Igualmente necesita ser bañado al menos cada seis meses.