Raza de perro PERRO CRESTADO CHINO


PERRO CRESTADO CHINO

Chinese Crested Dog

Descripción

El perro crestado chino es un perro pequeño, activo, esbelto, de osamenta ligera y con una característica ausencia de pelo en el cuerpo que se distribuye solamente muy finamente en pies, cabeza y cola o a modo de cobertura fina o tenue. Su cabeza es redondeada, con el hocico bastante largo y las orejas grandes y erectas. Existen dos variedades en esta raza: el “tipo venado”, de osamenta ligera y carácter vivaz, con un cuerpo lampiño, excepto cabeza crestada, pies y cola; y otra variedad denominada “Tipo Cobby” de cuerpo y osamenta más pesados y pelaje largo y sedoso. El color en ambas puede ser variado y la piel de la variedad lampiña es en general moteada.

  Origen e historia del PERRO CRESTADO CHINO

El perro crestado chino tiene un origen discutido y desconocido. Se sabe que estaban presentes en China al menos desde el Siglo XVI y quizá tengan un origen mexicano (Xōlōitzcuintli) y habrían llegado a Filipinas (y de ahí a la familia Imperial china) a través del Galeón de Manila y del comercio español. Su misión en China fue la de perro de compañía de la aristocracia pekinesa y guardián de los tesoros en la Ciudad Prohibida. La raza fue vista por primera vez en exposiciones americanas en 1885 aunque hasta cincuenta años después su presencia no empezó a ser notoria en los concursos de Occidente. En 1950 Debora Wood creó el primer club de esta raza en EEUU y en 1987 la raza fue reconocida por la FCI. La variedad con pelo tenía prohibida su participación en concursos aunque era usada para la cría y la mejora genética de la raza. Hoy por hoy participan ambas variedades en concursos.

  Temperamento y comportamiento del PERRO CRESTADO CHINO

El perro crestado chino fue usado tradicionalmente como perro guardián y de compañía de lujo en China. En Occidente la raza ha sido considerada desde su aparición exclusivamente como mascota y perro de para concurso. Son perros ideales para la vida urbana y prefieren la vida en interiores. Les es buena cualquier tipo de familia pero no toleran la soledad. Requieren cierto ejercicio y aprecian las salidas, juego y actividad de calidad. En familia son compañeros afables, tiernos, equilibrados, juguetones, vivos, dulces, sensibles y relativamente tranquilos. Aprecia la compañía de los niños, el juego y complacer a sus dueños aunque pueden ser independientes y algo recelosos con los desconocidos. Pese a todo aprenden con facilidad por lo que su adiestramiento es relativamente fácil pero debe hacerse con firmeza y desde edad temprana. Se suelen comportar bien con otros perros y pueden llegar a convivir con otro compañero canino o incluso felino. Por último, si se aburre, permanece tiempo inactivo o solo puede llegar a volverse compulsivo, nervioso y bastante más ladrador de lo habitual.

  Salud y cuidados del PERRO CRESTADO CHINO

El perro crestado chino es una raza fuerte y saludable que puede, sin embargo, sufrir algunas enfermedades además de los problemas comunes a todos los perros. Son característicos de la raza algunos problemas dermatológicos y de dentición (falta de molares y premolares). Además pueden sufrir enfermedades comunes a las razas reducidas como luxación de rótula, glaucoma, desprendimiento de retina, cataratas, atrofia progresiva de retina y estenosis de la aorta.

Respecto a su cuidado no precisa demasiadas atenciones, más allá de las derivadas de su ausencia de pelaje y de aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita salidas diarias, algo de ejercicio y algo de ocupación regular. Por último, la variedad con pelo necesita un cuidado regular y cepillado semanal. Mientras que para la que no tiene pelo no es recomendable exponerla a temperaturas extremas, ni a una fuerte insolación. Para evitarle quemaduras de piel conviene, además, aplicarle cremas de protección solar ante cualquier riesgo. Al no tener pelo no muda, es fácil de limpiar, no tiene pulgas, ni causa alergias. Igualmente es preferible que se le bañe cada mes para no dañar en exceso la piel y aplicarle aceite para niños para proteger la piel.