Raza de perro BORDER TERRIER


BORDER TERRIER

Border Terrier

Descripción

El Border Terrier o Terrier de frontera es un perro pequeño de largos miembros y cuerpo robusto. Su cabeza tiene forma de cuña aunque con el hocico corto y las orejas pequeñas y caídas. Su cola es bastante corta y ahusada y suele llevarla en línea recta con la espalda. Su pelaje es áspero e hirsuto de colores rojo, canela, azulado y canela o entrecano y canela, a veces con manchitas blancas en el pecho.

  Origen e historia del BORDER TERRIER

El Border Terrier o Terrier de frontera es una raza cuyos orígenes podrían ser anteriores al siglo XVII momento en que está totalmente constatada en los condados fronterizos entre Escocia e Inglaterra. Estos perros fueron usados por los pastores, cazadores y agricultores de las borderlands en múltiples tareas de granja, ya fuera como ratoneros y pastores, aunque destacaron especialmente en las partidas de caza del zorro de los nobles regionales por su habilidad para introducirse en la madriguera y sacar al zorro de ella. A mitad del Siglo XIX los canófilos se empezaron a fijar en esta raza, establecida hacía años como perro de trabajo en las familias del norte de Inglaterra, y a principios del Siglo XX se inició su cría selectiva. En 1912 se registró el primer ejemplar y en 1920 fue reconocido por la UKC, año en que se redactó su estándar. Hoy por hoy sigue siendo una raza escasa y sobre todo local de Gran Bretaña.

  Temperamento y comportamiento del BORDER TERRIER

El Border Terrier o Terrier de frontera fue una raza que tradicionalmente se empleó como perro de caza para el zorro y el tejón (a los que perseguía a ritmo de los caballos hasta su madriguera), además de ser un buen controlador de ratas y ratones en el patio del establo. Hoy en día es un perro de compañía de excepcional carácter, inteligente, extrovertido e impetuoso. Son aptos para la vida rural y la urbana y se adaptan con facilidad a vivir en apartamentos de tamaño medio siempre que se le proporcione salidas, juego y actividad de calidad. Adoran la vida libre, el campo y las excursiones y son aptos para personas activas.

En familia los Border Terrier son compañeros afables, equilibrados, sociables, obedientes, fieles, activos, intrépidos, afectuosos, juguetones y eficaces guardianes de su casa. Prefieren, eso sí, familias con niños algo mayores. Pueden llegar a convivir con otras mascotas (siempre que no sean ratones) o perros. Son algo nerviosos, obstinados y territoriales con otros perros, mostrándose cautelosos hacia los extraños aunque son algo más receptivos al adiestramiento y socialización que otros terriers. Por último, si se aburre o permanece tiempo inactivo o solo puede llegar a volverse muy destructivo, compulsivo, nervioso y bastante ladrador.

  Salud y cuidados del BORDER TERRIER

El Border Terrier o Terrier de frontera es una raza fuerte y sana que no presenta problemas destacados de salud, ni de carácter congénito propios de la raza, salvo algunos problemas de corazón, la temida displasia de cadera y algunos problemas oculares como la atrofia progresiva de retina.

Respecto a su cuidado no precisa demasiadas atenciones además de aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita salidas diarias, ejercicio y ocupación regular. Hay que controlar su alimentación, pues si lleva una vida sedentaria puede tender al sobrepeso. Por otro lado, cuando realice actividades en el campo es conveniente inspeccionarle la piel y pelos a fin de controlar eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos, en especial las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir enfermedades como la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis, entre otras. Tampoco está de más dedicar tiempo a la limpieza regular de orejas, dientes, ojos y barba con el fin de prevenir hongos e infecciones. Por último, respecto al mantenimiento de su pelaje duro se requiere un cepillado regular con peine de cerdas. Igualmente es preferible que se le bañe cada cierto tiempo para mantener su pelaje lustroso.