Raza de perro CAVALIER KING CHARLES SPANIEL


CAVALIER KING CHARLES SPANIEL

Cavalier King Charles Spaniel

Descripción

El cavalier King Charles Spaniel es un perro activo, pequeño, gracioso y bien equilibrado, con una expresión amable. Su cabeza es achatada, con el hocico cónico y las orejas largas y plumosas, al igual que la cola que a veces se le corta. Su pelaje es largo y sedoso de colores rubí, negro y guego (canela), negro y canela con blanco (tricolor), castaño y blanco o blanco perla manchado.

  Origen e historia del CAVALIER KING CHARLES SPANIEL

El Cavalier King Charles Spaniel toma su nombre de Carlos II, rey de Inglaterra en el Siglo XVII y amante de estos pequeños perros de caza y de compañía que ya existían en Inglaterra y el continente desde al menos el Siglo XIV. Cuenta el mito que este Rey les otorgó libertad de reino y la posibilidad de acompañarlo a todas partes. Eran por aquel entonces perros diferentes, algo más grandes y con una fisonomía distinta (la nariz más larga). Paulatinamente fueron seleccionándose los más pequeños que inicialmente se cruzaron con setters y más tarde, cuando los perros orientales se pusieron de moda entre las clases más refinadas, con pugs y pekineses hasta darse con el aspecto actual del King Charles Spaniel. Fue en ese momento durante el Siglo XIX cuando se iniciaron los primeros intentos serios de devolver a estos perros su aspecto original (con el hocico alargado, poco stop y cráneo plano). En 1920 un estadounidense llamado Roswell Eldridge ofreció un premio monetario en el concurso canino de Cruft, Londres, para este tipo de Spaniels de porte antiguo. Ese fue el acicate para que finalmente, en 1928, se consiguieran los primeros resultados satisfactorios, redactándose así el estándar del Cavalier King Charles Spaniel ese mismo año. En 1940 la nueva raza fue reconocida por la FCI.

  Temperamento y comportamiento del CAVALIER KING CHARLES SPANIEL

El Cavalier King Charles Spaniel proviene de una raza cazadora aunque su principal función fue la de ser una refinada mascota de lujo. Hoy por hoy es una mascota urbana, amistosa e ideal. Son aptos para la vida rural y la urbana y se adaptan bien a vivir en apartamentos. Le está bien cualquier tipo de familia pero detesta que le dejen tiempo solo. No requieren ejercicio excesivo pero aprecian las salidas, juego y actividad de calidad. Les agradan las excursiones y pese a su aspecto delicado pueden demostrarse perros duros y resistentes en cualquier actividad que se les proponga. En familia son compañeros tranquilos, inteligentes, de buena memoria, apegados, poco ladradores, equilibrados, obedientes, limpios y alegres que disfrutan de la compañía de las personas. Se sienten bien entre niños aunque son más adecuados para niños algo más crecidos. Aprenden con facilidad y su adiestramiento es relativamente fácil. Se suelen comportar bien con otros perros aunque son bastante territoriales y acostumbran a marcar su territorio con orina. Pueden, eso sí, llegar a convivir con otros compañeros caninos o incluso felinos. Por último, si se aburre, permanece tiempo inactivo o solo puede llegar a volverse muy destructivo, compulsivo, nervioso y bastante ladrador.

  Salud y cuidados del CAVALIER KING CHARLES SPANIEL

El Cavalier King Charles Spaniel es una raza que puede presentar algunos problemas de salud. Por ejemplo, son recurrentes los problemas oculares y de articulaciones, como por ejemplo la luxación de rótula. En esta raza también pueden darse casos de afecciones coronarias de carácter genético que han reducido su esperanza de vida. Por último, tampoco está de más dedicar tiempo a la limpieza y control regular de orejas, dientes, encías y ojos con el fin de prevenir hongos e infecciones.

Respecto a su cuidado no precisa demasiadas atenciones además de aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita salidas diarias, ejercicio y algo de ocupación regular. Hay que acompañarlo en las salidas. Por otro lado, debemos controlar su alimentación. Necesita una dieta equilibrada no excesivamente proteica. Por otro lado, cuando realice actividades en el campo es conveniente inspeccionarle la piel y pelos a fin de controlar eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos, con especial atención a las garrapatas. Por último, su pelaje necesita de un acicalamiento diario con un buen cepillado para evitar que se le enmarañe. Igualmente es preferible que se le bañe cada mes o dos meses para mantener su pelaje lustroso y no dañar en exceso la piel.