Raza de perro SPITZ DE LOS VISIGODOS


SPITZ DE LOS VISIGODOS

Västgötaspets

Descripción

El spitz de los visigodos, perro de los visigodos o vallhund sueco es una raza muy similar al Welsh corgi. Es un perro de talla mediana, fuerte, robusto, vigoroso, activo, de cuerpo alargado respecto a su altura y extremidades pequeñas, fuertes, terminadas en pies cortos y ovalados. Su cabeza recuerda a la del zorro, con una expresión alerta, hocico compacto y pequeño separado de la cabeza y ojos oscuros y separados. Sus orejas son grandes, rígidas y puntiagudas. Respecto a la cola existen ejemplares con la cola larga y otros con la cola naturalmente corta, casi anuros. Su pelaje es de longitud media, liso, duro y con una capa interna suave. El color del manto puede variar entre gris, marrón grisáceo, amarillo grisáceo, amarillo rojizo o marrón rojizo siendo más claros los pelos de hocico, garganta, patas, pecho, abdomen y corvejones.

  Origen e historia del SPITZ DE LOS VISIGODOS

El spitz de los visigodos, perro de los visigodos o vallhund sueco es una antigua raza de tipo spitz de origen sueco que guarda bastantes similitudes con el Welsh Corgi galés. Es por ello que su origen es confuso aunque las recientes investigaciones genéticas lo circunscriben a las regiones centro-orientales suecas y en concreto a la isla de Gothland. En 1940 el conde von Rosen se dedicó a la recuperación de este antiguo tipo de perros pastores que aún seguía existiendo en el Condado de West Gotha y en concreto en la comarca de Vara. Allí se encontraron ejemplares homogéneos con los que se inició la cría selectiva. Actualmente es una raza reconocida por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales.

  Temperamento y comportamiento del SPITZ DE LOS VISIGODOS

El spitz de los visigodos, perro de los visigodos o vallhund sueco es un tradicional perro de pastoreo y guardián, fuerte y ágil. Por sus características requiere actividad intensa y necesita mucho ejercicio, paseos, correr y jugar. Son aptos para entornos rurales o familias activas con espacio y mucho movimiento y menos indicados para un entorno urbano con sus típicas limitaciones. Como perro de trabajo suele estar siempre alerta, es receptivo, intrépido, ladrador, deseoso de trabajar y tienen grandes aptitudes como la obediencia, la agilidad, dotes de pastoreo, rastreo, etc. Además es fácil de entrenar, es resistente y cuenta con un gran carácter. En familia son compañeros tranquilos, alegres, aunque no excesivamente afectuosos, fieles, vivaces, obedientes, tolerantes, dóciles, pacientes con los niños y desconfiado con los extraños. Por último, si se aburren o permanecen tiempo inactivos o solos pueden llegar a volverse destructivos, nerviosos y ladradores.

  Salud y cuidados del SPITZ DE LOS VISIGODOS

El spitz de los visigodos, perro de los visigodos o vallhund sueco es una raza que no suele presentar muchos problemas de salud salvo algunas típicas enfermedades como la displasia de cadera, luxación de rótula, torsión de estómago y otros problemas digestivos. Tampoco se le conocen enfermedades congénitas características salvo quizá la atrofia progresiva de retina y otros problemas oculares. Asimismo conviene revisarle su pelaje, orejas y ojos para prevenir infecciones. Como sucede con otros perros de trabajo que realizan actividades al aire libre es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel y pelos. Especialmente deben revisársele las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis.

Respecto a su cuidado es un perro saludable que no precisa muchos cuidados además de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional precisa un entrenamiento físico diario y bastante actividad. Debe tenerse en cuenta que la vida sedentaria puede ocasionarle sobrepeso. Su doble pelaje los hace muy resistentes al frío y a las temperaturas extremas pero por el contrario no toleran bien las altas temperaturas. Por último, para el mantenimiento de su pelaje de doble capa es necesario un cepillado regular tanto para retirar los pelos muertos, como para prevenir problemas en la piel. Igualmente necesita ser bañado al menos cada seis meses.