Raza de perro SAMOYEDO


SAMOYEDO

Samoiedskaïa Sabaka

Descripción

El samoyedo es un spitz propio de tierras árticas, de tamaño mediano-grande y de aspecto elegante. Es un perro musculoso, resistente, fuerte con una característica “sonrisa” fruto de la combinación de forma y posición de los ojos con los ángulos de la boca ligeramente curvados hacia arriba. Su cabeza es poderosa, con forma de cuña, ojos hundidos y oscuros y orejas medianas y erectas. Su cola es muy larga y curvada sobre el lomo. Su pelaje es abundante, grueso, denso y flexible, de doble capa y resistente a las condiciones climáticas extremas. Su capa interna está formada por pelo corto, suave y denso, mientras que la externa tiene un pelo más largo, recto y áspero. El color del manto es blanco, blanco crema o blanco tostado.

  Origen e historia del SAMOYEDO

El Samoyedo es una antigua raza de tipo spitz que acompañó por siglos a las tribus nómadas samoyedas del norte de Rusia y Siberia. En las regiones sureñas se utilizaron perros blancos, negros y pardos; mientras que en las regiones del norte los perros eran de color blanco puro. Los perros samoyedos vivían cerca de sus dueños, e incluso dormían en sus habitaciones siendo utilizados como calentadores. La implantación de esta raza en occidente se debe al británico Ernest Kilburn Scott quien vivió tres meses entre las tribus samoyedas en 1889 y desarrolló la raza a partir de tres cachorros. El primer estándar fue escrito en Inglaterra en 1909.

  Temperamento y comportamiento del SAMOYEDO

El Samoyedo ha sido históricamente un perro versátil usado como perro de pastoreo de renos, tiro, asistente en la caza, guardián de rebaños y compañero del pueblo samoyedo en Siberia. Hoy en día es un estupendo compañero popularizado en todo el mundo realizando adicionalmente tareas de guardián. Requiere actividad moderada y necesita ejercicio, paseos regulares, correr y jugar. En familia son excelentes compañeros, tranquilos, equilibrados, alegres, afectuosos, fieles, vivaces, obedientes, tolerantes, dóciles, pacientes, dulces con los niños. Conviene adiestrarles para socializarlos con perros y mascotas más pequeñas y reducir su tradicional testarudez. Es reservado con los desconocidos, aunque sin llegar a ser tímido o agresivo. Por último, si se aburren o permanecen tiempo inactivos o solos pueden llegar a volverse destructivos, nerviosos y ladradores.

  Salud y cuidados del SAMOYEDO

El Samoyedo es una raza que no suele presentar muchos problemas de salud salvo algunas típicas enfermedades como la sordera, enanismo, la displasia de cadera, luxación de rótula y torsión de estómago. Tampoco se le conocen enfermedades congénitas características salvo la atrofia progresiva de retina y otros problemas oculares. Asimismo conviene revisarle su pelaje, orejas y ojos para prevenir infecciones.

Respecto a su cuidado es un perro saludable que no precisa muchos cuidados además de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional precisa un entrenamiento físico diario y bastante actividad. Debe tenerse en cuenta que la vida sedentaria puede ocasionarle sobrepeso. Su doble pelaje los hace muy resistentes al frío y a las temperaturas extremas pero por el contrario no toleran bien las altas temperaturas. Por último, para el mantenimiento de su pelaje largo y tupido es necesario un cepillado regular con peine de crin tanto para retirar los pelos muertos, como para prevenir problemas en la piel. Igualmente necesita ser bañado al menos cada seis meses.