Raza de perro CAZADOR DE ALCES NORUEGO NEGRO


CAZADOR DE ALCES NORUEGO NEGRO

Norsk Elghund Sort

Descripción

El perro cazador de alces noruego es una raza antigua de tipo spitz, de construcción cuadrada, talla mediana a grande, fuerte, robusto, atlético y de porte noble. Su cabeza tiene forma de cuña, con ojos diligentes y orejas, muy próximas entre sí, pequeñas, puntiagudas, erectas y peludas para perder menos calor. Su cola, de inserción alta, está cubierta de pelo largo y volteada hacia arriba sobre el lomo. Su pelaje es abundante y hermoso y se compone de doble capa: la externa de pelo largo, recto y separado; y la interna de pelo corto, muy tupido, lanoso y de color negro. El color del manto es negro brillante y ocasionalmente presenta pelos blancos en el pecho y en los pies.

  Origen e historia del CAZADOR DE ALCES NORUEGO NEGRO

El Elkhound noruego negro o Perro cazador de alces noruego negro es una raza antigua de spitz típica originaria de la frontera entre Noruega y Suecia que al igual que el Elkhound noruego gris posiblemente deriva del antiguo perro lobo de las turberas, el primer cánido que convivió con los hombres en los poblados lacustres de la Europa nórdica hace 12000 años. No es tan popular como su homólogo gris pero posee su resistencia y buen olfato lo que le hace capaz de seguir un rastro durante un día entero. Históricamente ha sido usado en la caza del alce aunque también de osos y otras presas. A finales del Siglo XIX se redactó el primer estándar que incluía a ambas razas y en 1901 fue reconocido por el Kennel Club británico. Actualmente la FCI reconoce como razas distintas los ejemplares grisáceos y los negros más pequeños. En cambio, la AKC sólo reconoce los ejemplares grises con el nombre de Norwegian Elkhound.

  Temperamento y comportamiento del CAZADOR DE ALCES NORUEGO NEGRO

El Elkhound noruego negro o Perro cazador de alces noruego negro es un perro versátil usado tanto para la caza mayor y la menor, como para otros trabajos de granja como la custodia de aves de corral o guardián de la finca. Hoy en día se ha popularizado como perro de compañía en Escandinavia. Por sus características de perro cazador requiere actividad intensa y necesita ejercicio, paseos, correr y jugar. Son aptos para entornos rurales o familias activas con espacio y mucho movimiento y menos indicados para un entorno urbano con sus típicas limitaciones. En la caza son perros inteligentes, resistentes a las temperaturas extremas, valientes, tenaces, seguros y de fino olfato. En familia son tranquilos, bastante afectuosos, fieles, tolerantes, pacientes y dulces con los niños. Con otros perros puede no llevarse bien y son además bastante incompatibles con otras mascotas. Por estos y otros motivos conviene realizar un adiestramiento temprano con firmeza y coherencia del tipo refuerzo positivo (responde bien a los premios), ya que es bastante independiente, poco sumiso y de voluntad fuerte. Por último, si se aburren o permanecen tiempo inactivos pueden llegar a volverse destructivos y ladradores.

  Salud y cuidados del CAZADOR DE ALCES NORUEGO NEGRO

El Elkhound noruego negro o Perro cazador de alces noruego negro es una raza que no suele presentar problemas de salud, ni tampoco se le conocen enfermedades congénitas características de la raza. Pueden darse, eso sí, algunos casos de enfermedades óseas y de piel. Asimismo conviene revisarle su pelaje, orejas y ojos para prevenir infecciones. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel y pelos. Especialmente deben revisársele las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte y saludable que no precisa muchos cuidados además de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional precisa un entrenamiento físico diario y bastante actividad. Debe tenerse en cuenta que la vida sedentaria puede ocasionarle sobrepeso. Su doble pelaje los hace muy resistentes al frío y a las temperaturas extremas pero por el contrario no toleran bien las altas temperaturas. Por último, para el mantenimiento de su pelaje largo es necesario un cepillado diario tanto para retirar los pelos muertos como para prevenir problemas en la piel.