Raza de perro SABUESO ITALIANO DE PELO DURO


SABUESO ITALIANO DE PELO DURO

Segugio italiano a pelo forte

Descripción

El sabueso italiano de pelo duro es un perro de tamaño medio a grande, estructura cuadrada, proporciones medianas, construcción compacta, osamenta fuerte pero no pesada, buena musculatura, pecho profundo y extremidades esbeltas terminadas en dedos arqueados. El dimorfismo sexual está bien marcado. Su cabeza es delgada y alargada. Las orejas son bajas, largas, suaves, colgantes, con pliegues y redondeadas en su extremidad. Su cola es parecida a una flauta y se estrecha en la punta y en reposo es llevada en forma de sable. Su pelaje es corto (hasta 5 cm) y duro al tacto (textura de alambre) con una capa interna densa. El manto es o leonado de varias tonalidades unicolor, acompañado o no de marcas blancas; o negro y fuego. Las marcas color fuego o blancas presentes en hocico, cejas, pecho, extremidades y perineo. Las marcas color fuego pueden ir acompañadas de una estrella blanca en el pecho.

  Origen e historia del SABUESO ITALIANO DE PELO DURO

El sabueso italiano de pelo duro es una raza histórica ya presente en Italia desde la Antigüedad clásica seguramente importado de Egipto, como lo constatan algunas representaciones pictóricas en frescos pompeyanos y escultóricas conservadas en los Museos Archeologico Nazionale de Nápoles y Vaticano. Hace unos años en una necrópolis lombarda del Siglo VII en la provincia de Verona se hallaron esqueletos de sabuesos italianos. De este modo, los perros de entonces y de tiempos más recientes (como lo demuestra la representación pictórica en el castillo de Borso d’Este del Siglo XVII) son idénticos a los actuales, pudiéndose decir que el sabueso italiano está presente en Italia, ininterrumpidamente, desde al menos 2000 años. Actualmente es una raza reconocida por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales.

  Temperamento y comportamiento del SABUESO ITALIANO DE PELO DURO

El sabueso italiano de pelo duro es un perro usado principalmente para la actividad cinegética y en particular especializado en la caza menor de liebre, pero también del jabalí. Sigue el vestigio emitiendo ladridos de tono muy agradable. Requiere, por tanto, una gran cantidad de ejercicio. Es un perro apropiado para las zonas rurales donde pueden tener más posibilidades de salir al campo; por el contrario no se adapta tan bien a la vida urbana y sus limitaciones de salida y de espacio. En la caza es un sabueso que caza solo, en pareja o en jauría mostrando mucha resistencia, ardor, velocidad, tenacidad y valentía. En familia es calmado, poco comunicativo, obediente, muy apegado a su dueño, de fácil adiestramiento y tranquilo con otros perros.

  Salud y cuidados del SABUESO ITALIANO DE PELO DURO

El sabueso italiano de pelo duro es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo el hecho que puede presentar casos de displasia de cadera y de codo. Conviene revisarle sus orejas caídas para que no se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantenerlo en forma. Está además acostumbrado a vivir en jaurías. En estos casos se debe mantener la jauría en unas buenas condiciones higiénicas y alimenticias, controlando periódicamente las heces para eliminar eventuales parásitos. Por último, el mantenimiento de su pelaje hirsuto requiere un cepillado diario con un peine o cepillo de crin.