Raza de perro BRACO DEL BORBONESADO


BRACO DEL BORBONESADO

Braque du Bourbonnais

Descripción

El Braco del Borbonesado o pointer del Borbonesado es un perro de muestra de tamaño mediano a grande, de constitución poderosa pero liviana, vigoroso, resistente y con una gran elegancia, acentuada por el pelaje y la armonía de sus proporciones. Sus extremidades son cortas respecto a otros bracos similares con las patas delanteras muy rectas y la osamenta robusta. Su cabeza es larga con el hocico recto, la trufa marrón con fosas muy desarrolladas y las orejas delgadas, de longitud mediana y base ancha que le caen a los lados. Su cola es gruesa en la base, disminuyendo gradualmente; a menudo se le recorta en los países donde la caudectomía no se prohíbe. Su pelaje es apretado, corto, espeso y graso, pero no brillante. El color típico es blanco con manchas de color hígado o beige leonado, o bien moteado de uno de estos dos colores. A veces también de color roano, es decir, de una mezcla intrínseca de ambos colores.

  Origen e historia del BRACO DEL BORBONESADO

El Braco del Borbonesado o pointer del Borbonesado es una raza antigua de pointer francés, que existe en el departamento pirenaico del Ariège desde finales del Siglo XVI, apareciendo en el compendio de Historia Natural de Aldovrandi custodiado en la Biblioteca Nacional de Francia (1598). Desciende probablemente del mestizaje de perros de muestra locales con el antiguo braco francés, hoy en día extinto. En el Siglo XIX experimentó un cierto apogeo, sin embargo tras las guerras mundiales apenas quedaron unos pocos ejemplares. En los años 70 algunos criadores impusieron ejemplares de color morado desteñido y anuros (o de cola corta). Esta selección severa puso en riesgo la propia existencia de la raza. Hoy en día se ha consolidado y se mantiene gracias a los esfuerzos de algunos criadores y cazadores que desde 1990 trabajan para consolidarla. Con todo apenas nacen unos cien cachorros al año aunque su reciente difusión por EEUU parece garantizar su continuidad. Actualmente es una raza reconocida por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales.

  Temperamento y comportamiento del BRACO DEL BORBONESADO

El Braco del Borbonesado o pointer del Borbonesado es un perro de trabajo usado principalmente en actividades cinegéticas para tareas de señalador y rastreador aunque es bastante versátil y se adapta fácilmente a otras tareas como la de cobrador. En menor medida es también usado como perro de compañía gracias a su carácter más tranquilo que otros pointers franceses. Por sus características requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio por lo que es más adecuado para la vida en las zonas rurales, donde tienen más posibilidad de salir al campo, o para familias numerosas y activas con mucho movimiento y con espacio aunque se adaptan bien a otras situaciones si se les proporciona actividad. Son perros tenaces y seguros en la caza, de fino olfato, que trabajan en contacto con el cazador. En familia son equilibrados, amables, obedientes, tolerantes, dóciles, de fácil adiestramiento, fiables con los niños y tranquilos con otros perros. Si se aburre o permanece tiempo inactivo puede, sin embargo, volverse muy destructivo y ladrador.

  Salud y cuidados del BRACO DEL BORBONESADO

El Braco del Borbonesado o pointer del Borbonesado es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo el hecho que puede tender a padecer displasia de cadera. Asimismo hay que revisarle sus orejas caídas para que no se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantenerlo en forma. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.