Raza de perro PERRO DE AGUA IRLANDÉS


PERRO DE AGUA IRLANDÉS

Irish Water Spaniel

Descripción

El perro de agua irlandés es un perro mesomorfo, de tamaño mediano, fornido, fuertemente construido, tipo armónico, robusto y de buenas proporciones. Su cabeza es grande, con el hocico largo, los ojos pequeños y las orejas grandes, largas y de forma lobular. Su cuello es largo, fuerte y arqueado y sus extremidades fuertes. Su cola es lisa, fuerte y gruesa. Su pelaje es denso, apretado, abundante, de una sola capa y con pequeños rizos. El color del manto es hígado puro e intenso a veces con manchas blancas no deseables.

  Origen e historia del PERRO DE AGUA IRLANDÉS

El perro de agua irlandés proviene probablemente del perro de agua portugués, aunque es posible que también tenga sangre del perro de agua español y otro perro irlandés desconocido que pudiera aportarle su característica cola de rata, única entre los perros similares. Su cola le ha dado sobrenombre a la raza como perro cola de

  Temperamento y comportamiento del PERRO DE AGUA IRLANDÉS

El perro de agua irlandés es un perro usado tradicionalmente en actividades cinegéticas relacionadas con el agua, especialmente el cobro de aves abatidas por escopeta. Por sus características de perro de trabajo requiere actividad intensa y necesita mucho ejercicio, paseos, correr y jugar. Son especialmente aptos para entornos rurales o familias activas que disfruten de la vida exterior y del campo y que dispongan de espacio y menos para entornos urbanos con sus limitaciones a los que difícilmente pueden adaptarse. En el trabajo son infatigables, hiperactivos, voluntariosos, alertas, derrochan entusiasmo, especialmente si hay agua de por medio, y tienen un gran afán por complacer. En familia son compañeros demasiado animados, activos y optimistas, aunque bondadosos, fieles, tolerantes y dóciles. Su adiestramiento es fácil dada su gran inteligencia, pero debe realizarse a edad temprana para impartirle normas de obediencia. Por último, detestan la soledad y la inactividad y tienden a destruir, ponerse nerviosos y muy ruidosos si no derrochan energía.

  Salud y cuidados del PERRO DE AGUA IRLANDÉS

El perro de agua irlandés es una raza bastante sana. Como en el caso de muchos perros puede padecer algunos problemas de salud típicos como displasia de cadera o problemas oculares. Asimismo conviene revisarle sus orejas caídas para prevenir infecciones y hongos. En el caso de ser un perro de trabajo, caza o que realice muchas actividades en el campo es conveniente que se le practique una inspección periódica, después de una jornada al aire libre, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisársele las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis.

Respecto a su cuidado no precisa muchas atenciones salvo aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita espacio, salidas diarias, ejercicio y actividad constante. Por último, para el mantenimiento de su pelaje impermeable basta un cepillado regular cada cierto tiempo para retirar los pelos muertos. Igualmente necesita ser bañado cada poco tiempo para reducir su característico olor.