Raza de perro SABUESO ALEMÁN


SABUESO ALEMÁN

Deutsche Bracke

Descripción

El sabueso alemán es un perro mediano de cacería, ligero, noble, de vientre retraído, con extremidades largas y estructura corporal fuerte. Su cabeza es ligera, seca y alargada, con orejas de inserción alta bastante largas, colgantes, relativamente gruesas en la base, con pliegues y ovaladas. Su cola, bien llevada, es vistosamente gruesa en relación con la apariencia general del perro, con un pelo más largo que en el resto del cuerpo, excepto en los muslos. Su pelaje es corto, largo, denso y duro de color variable, desde rojo hasta amarillo, con manta negra (grupa) y las marcas blancas típicas del sabueso: lista ininterrumpida, hocico, anillo del cuello, pecho blanco, extremidades y punta de la cola.

  Origen e historia del SABUESO ALEMÁN

El sabueso alemán es un sabueso rastreador olfativo común en las regiones de Westfalia y Sauerland. Es una raza antigua propia del centro-oeste de Alemania y que presentaba varias denominaciones (o variantes) regionales como el Steinbracken, Westfalen Bracke o el Holzbracke de Sauerland. En 1900 surgió la actual denominación que los engloba a todos dentro del término Deutsche Bracke constituyendo el único sabueso alemán autóctono reconocido que no es muy frecuente fuera de Alemania. De esta raza deriva también el perro tejonero de Westfalia. Actualmente está reconocida por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales.

  Temperamento y comportamiento del SABUESO ALEMÁN

El sabueso alemán es un perro versátil usado principalmente para la actividad cinegética ya sea caza con fusil, caza menor (de la liebre), rastreador o integrado en una jauría para la caza del corzo o jabalí. Muy apreciado por guardabosques y cazadores. Requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio. En las zonas rurales tienen la posibilidad de salir al campo; por el contrario no se adapta tan bien a la vida urbana y a sus limitaciones de espacio y salida. Son perros valientes en la caza, muy resistentes, incansables y con una gran orientación. En familia son amables, obedientes, dóciles, tiernos, de fácil adiestramiento y tranquilos con otros perros. Su voz es particularmente melodiosa aunque pueden ser bastante ruidosos especialmente si se aburren.

  Salud y cuidados del SABUESO ALEMÁN

El sabueso alemán es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo, eso sí, que en sus orejas caídas se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se acumula. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos, especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias típicas a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantener al perro en forma. Está además acostumbrado a vivir en jaurías. En estos casos se debe mantener la jauría en unas buenas condiciones higiénicas y alimenticias, controlando periódicamente las heces para eliminar eventuales parásitos. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.