Raza de perro SCHNAUZER ESTÁNDAR


SCHNAUZER ESTÁNDAR

Schnauzer

Descripción

El Schnauzer estándar o mediano es un perro de tamaño medio, vigoroso, robusto y más compacto que delgado, de lomo fuerte y recto y de construcción cuadrada. Su cabeza presenta un hocico alargado y una barba espesa y muy tupida. Sus orejas tienen forma de V y le cuelgan hacia adelante aunque suelen recortársele para que queden erectas, sobre todo en los EEUU. El buen ángulo de sus patas traseras le proporciona rápidos arranques de velocidad. Su cola suele estar casi siempre recortada. Su pelaje es elegante, duro (alambrado), tupido y áspero en su capa superior y suave en su capa inferior. El color del manto puede ser negro o entrecano (sal y pimienta).

  Origen e historia del SCHNAUZER ESTÁNDAR

El schnauzer estándar o mediano desciende del pinscher, un perro que durante siglos se utilizó en granjas y como perro guardián en Alemania meridional. Inicialmente fue usado como ratonero de establo en las granjas de Baviera gracias a su buena relación con los caballos aunque no tardó en destacar en otras tareas como la de conducir el ganado gracias a su fácil adiestramiento. Su primer estándar quedó fijado en 1880. Quince años después, en 1895, se formó el club del Pinscher-Schnauzer y fue inscrito como Pinscher de capa áspera. Sin embargo no fue hasta 1907 que la raza fue registrada en Alemania. Hacia 1920 comenzó a ser popular en EEUU y en 1925 fue aceptada por la AKC. Hoy en día es una raza muy popular en todo el mundo aunque menos que el schnauzer miniatura.

  Temperamento y comportamiento del SCHNAUZER ESTÁNDAR

El schnauzer estándar o mediano es un excelente, amable e inteligente compañero, además de un buen guardián. Son aptos para la vida en apartamentos de tamaño medio siempre que se le proporcione mucha actividad. En familia son compañeros incorruptibles, sociables, obedientes, activos, intrépidos, afectuosos, juguetones y protectores con los niños. Suelen ladrar bastante, sobre todo para saludar. Dado su carácter de guardián siempre están alerta, son territoriales y bastante desconfiados con los extraños. Pueden convivir con otras mascotas aunque con otros perros pueden tener encontronazos que pueden ser corregidos con un adiestramiento y socialización cuidadosos y a edad temprana. Por último, si se aburre o permanece tiempo inactivo o solo puede llegar a volverse muy destructivo, compulsivo, nervioso y ladrador.

  Salud y cuidados del SCHNAUZER ESTÁNDAR

El schnauzer estándar o mediano es una raza relativamente sana que no presenta problemas destacados de salud, ni de carácter congénito aunque no está exento de enfermedades típicas como un tipo específico de dermatitis folicular llamado “síndrome comedo de Schnauzer”, la conjuntivitis causada por la irritación del pelo y la atrofia progresiva de la retina. Téngase en cuenta que su cría masiva ha alterado en parte las características zootécnicas de esta raza. Conviene, además, revisarle sus orejas regularmente, para prevenir infecciones y hongos debido a la humedad que allí se acumula.

Respecto a su cuidado no precisa demasiadas atenciones salvo aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita salidas diarias, ejercicio y ocupación regular. Hay que controlar su alimentación, pues si lleva una vida sedentaria puede tender al sobrepeso. Por otro lado, cuando realice actividades en el campo es conveniente inspeccionarle la piel y pelos a fin de controlar eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos, en especial las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir enfermedades como la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis, entre otras. Por último, respecto al mantenimiento de su pelaje semi-largo es necesario que se le practique un cepillado regular para retirar los pelos muertos, evitar que se enrede y mantenerlo sano y en buen aspecto. También puede recortársele cada cierto tiempo, incluida la barba, la cual debe estar limpia. Igualmente es preferible que se le bañe cada cierto tiempo para mantener su pelaje lustroso.