Raza de perro PEQUEÑO SABUESO AZUL DE GASCUÑA


PEQUEÑO SABUESO AZUL DE GASCUÑA

Petit bleu de Gascogne

Descripción

El pequeño sabueso azul de Gascuña es una reducción a talla mediana del Gran sabueso azul de Gascuña, pero conserva su porte elegante y distinguido. Su constitución es fuerte, siendo equilibrado, musculoso y de sólida osamenta. Su cabeza es fuerte y poco alargada, con las orejas largas a la altura del ojo. El cuello es bastante largo y fuerte. Por otro lado, sus extremidades son firmes, siendo las delanteras fuertes y rectas y las traseras sólidas. Su cola es, asimismo, bastante gruesa y algo curvada. Su pelaje es corto, áspero, tupido y más bien fino. El color del manto es completamente moteado de negro y blanco, lo que le confiere un aspecto azulado. Puede estar asimismo marcado de manchas negras. Dos grandes manchas negras se sitúan, además, a cada lado de la cabeza. Asimismo, presenta dos marcas color fuego en las cejas, cara interna de la oreja y motas en los belfos, extremidades y debajo de la cola.

  Origen e historia del PEQUEÑO SABUESO AZUL DE GASCUÑA

El pequeño sabueso azul de Gascuña comparte historia con el Gran sabueso Azul de Gascuña del cual deriva. De hecho es una reducción voluntaria de su tamaño por temas de uso, estando más especializado en actividades de caza menor y jabalí. Su número se redujo sensiblemente con la Revolución francesa momento en que las jaurías nobiliarias fueron desorganizadas. Hoy por hoy sigue siendo numeroso en Francia natal, donde se usa más como rastreador que como mascota; también se está popularizando en Europa como compañero. Actualmente es una raza reconocida por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales.

  Temperamento y comportamiento del PEQUEÑO SABUESO AZUL DE GASCUÑA

El pequeño sabueso azul de Gascuña es un perro versátil usado principalmente para la actividad cinegética y en particular está especializado en la caza menor y de jabalí integrándose muy bien en una jauría. Requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio. En las zonas rurales tienen la posibilidad de salir al campo; por el contrario no se adapta bien a la vida urbana. Son perros de voz grave, valientes en la caza, con una constitución fuerte, muy resistentes, incansables y que disfrutan con el trabajo. En familia son amables, obedientes, dóciles, de fácil adiestramiento y tranquilos con otros perros aunque son, eso sí, bastante ruidosos, lo que les hace aptos para tareas de guardia. Asimismo no conviene dejarlos dormir a la intemperie ya que es propenso a perderse persiguiendo una presa.

  Salud y cuidados del PEQUEÑO SABUESO AZUL DE GASCUÑA

El Pequeño sabueso azul de Gascuña es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo, eso sí, su propensión a que en sus orejas caídas se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se acumula. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos, especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a sus cuidados es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias típicas a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantener al perro en forma. Está además acostumbrado a vivir en jaurías. En estos casos se debe mantener la jauría en unas buenas condiciones higiénicas y alimenticias, controlando periódicamente las heces para eliminar eventuales parásitos. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal.