Raza de perro PODENCO PORTUGUÉS PEQUEÑO


PODENCO PORTUGUÉS PEQUEÑO

Podengo Português

Descripción

El podenco portugués en su variedad pequeña es un perro mediano de tipo primitivo, sólida osamenta, rústico, musculoso, de patas fuertes y con el cuerpo algo alargado. Su cabeza es cuadrangular, de tipo piramidal, con la nariz oblicua en la punta y las orejas erectas, triangulares con la punta redondeada. Su cola está erguida cuando está alerta y en forma de hoz. Por su pelaje existen dos variedades: la de pelo corto y suave y liso, sin capa interna; la de pelo largo y duro de textura de alambre en el que destaca su enorme barba y que tampoco tiene capa interna. Por su color existen ejemplares amarillos, leonados (de color arena hasta rojizo oscuro), negros, marrones, con o sin manchas blancas, y blanco con manchas de estos colores.

  Origen e historia del PODENCO PORTUGUÉS PEQUEÑO

El podenco portugués es una raza autóctona alentejana que cuenta con grandes similitudes con otros perros ibéricos, especialmente con el podenco andaluz (del que la FCI no lo distingue) e ibicenco. Hasta la fecha se le consideraba un perro importado desde Oriente Medio, quizá por los fenicios, en torno al VII o V a.C. Estudios genéticos han revelado, sin embargo, que esta raza guarda relaciones filogenéticas con el resto de perros de caza europeos, seguramente debido a la mezcla de los primeros con perros continentales. Sea como fuere es una raza antigua presente en el sur de Portugal desde hace siglos. Las distintas variedades son el fruto de las necesidades funcionales, siendo la grande en la caza mayor, al mediana en la menor y la pequeña como ratonero en la marina portuguesa ya desde el XV.

  Temperamento y comportamiento del PODENCO PORTUGUÉS PEQUEÑO

El podenco portugués es un perro especializado en la caza, actividad pera la que está excepcionalmente dotado por sus desarrollados sentidos: un fino olfato, oído agudo y una magnífica visión. En esta actividad puede llevar a cabo todo tipo de empleos, tanto en la caza menor, como en la mayor, mostrándose infatigable y tenaz en la búsqueda, y ágil y veloz en los terrenos más accidentados. Su temperamento es sobrio, vivaz, equilibrado, sumiso y afectuoso, siendo apto como perro de compañía, si bien muestra cierta desconfianza hacia los extraños. Es asimismo un perro muy inteligente, con una gran aptitud para el adiestramiento.

  Salud y cuidados del PODENCO PORTUGUÉS PEQUEÑO

El podenco portugués es un perro rústico y fuerte que no presenta especiales problemas de salud, más allá de los cuidados veterinarios comunes a todos los perros, pero que precisa de ejercicio continuado para mantenerlo sano y equilibrado. Como en otros perros de caza es conveniente realizar una inspección periódica después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Respecto a su pelaje se recomienda un cepillado semanal en todas las variedades, manteniéndolo limpio, pues aunque no suele soltar pelos tiende a contraer enfermedades de la piel. Por último, cabe decir que su instinto le lleva a seguir los rastros o a perseguir cualquier presa potencial por lo que puede perderse con facilidad. Es mejor llevarlo con correa.