Raza de perro PASTOR DE BOSNIA TORNJAK


PASTOR DE BOSNIA TORNJAK

Tornjak

Descripción

El Tornjak o pastor de Bosnia y Herzegovina - Croacia, es un perro muy grande y poderoso, de proporciones equilibradas y gran agilidad. Presenta una constitución fuerte, con una osamenta compacta y una forma casi cuadrada. Su cabeza es poderosa, maciza y alargada, con las orejas medianas, en forma de V, dobladas y colgantes. Su cola es, asimismo, larga, de implantación alta, cubierta de un pelaje tupido y su movimiento está siempre sobre el nivel de la línea superior. Su pelaje es áspero, denso, abundante, liso y largo (de hasta 10 cm), siendo especialmente largo en cuello y cola. Posee una capa interna igualmente densa y larga, pero muy suave. El color base del manto es generalmente blanco con parches de otro color aunque ocasionalmente pueden haber ejemplares con un color base negro y marcas blancas o incluso ejemplares casi totalmente blancos.

  Origen e historia del PASTOR DE BOSNIA TORNJAK

El Tornjak o pastor de Bosnia y Herzegovina – Croacia es una raza antigua que con certeza está presente en los valles y áreas montañosas de Bosnia, Herzegovina y Dalmacia desde al menos el 1067, momento en que consta la primera mención escrita de esta raza. Seguramente su llegada es anterior pudiendo guardar relación con los molosos romanos que fueron ya usados por los ejércitos alejandrinos y que tienen su base en el Dogo del Tíbet, o bien con otros molosos balcánicos o de los Cárpatos. En los años 70 del Siglo XX la raza estaba al borde de la extinción. En 1972 se inició la preocupación por la salvaguarda de la raza y en 1978 se inició un plan de selección de ejemplares de pura raza a través de las entonces repúblicas yugoslavas de Croacia y Bosnia. Hoy en día es una raza escasa que sigue desempeñando su función en las montañas aunque se ha recuperado como mascota imponenete en ambos países.

  Temperamento y comportamiento del PASTOR DE BOSNIA TORNJAK

El Tornjak o pastor de Bosnia y Herzegovina – Croacia es un pastor típico de tipo moloso cuya principal actividad ha sido, tradicionalmente, la de vigilar, pastorear, guardar y proteger el ganado, corrales y granjas. Es, por tanto, un efectivo guardián. En menor medida puede usarse como mascota aunque no es muy frecuente. Por sus características requiere cierta actividad y necesita ejercicio, paseos, ocupación y juego. Son aptos para entornos rurales y espacios amplios, preferiblemente exteriores, y mucho menos para entornos urbanos con sus limitaciones. Como perro de trabajo es muy obediente, receptivo, fiel al pastor, despierto, muy territorial, lo que le hace un perfecto vigilante ante extraños y depredadores a los que se enfrenta con ferocidad. En familia son unos gigantescos buenazos, fieles, equilibrados, tranquilos, independientes, buenos compañeros, afables, afectuosos y muy protectores. Es una raza algo dominante y ante otros perros o personas desconocidas podría llegar a encararse, por lo que se necesita una mano experta. Conviene, por tanto, ser adiestrado firmemente con cariño, paciencia y refuerzo positivo. Por último, si se aburren o permanecen tiempo inactivos o solos pueden llegar a volverse muy destructivos, compulsivos, nerviosos y ladradores.

  Salud y cuidados del PASTOR DE BOSNIA TORNJAK

El Tornjak o pastor de Bosnia y Herzegovina – Croacia es una raza fuerte y sana que no presenta problemas destacados de salud, ni de carácter congénito aunque no está exento de las típicas afecciones de las razas gigantes como la displasia de cadera, de codo y la torsión de estómago, entre otras. Conviene, además, revisarle sus orejas regularmente para prevenir infecciones y hongos, así como los ojos. En el caso de ser un perro de trabajo, o bien realice muchas actividades en el campo, es conveniente que se le practique una inspección periódica del pelaje a fin de descubrir eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisársele las patas y la parte interna de las orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis, entre otras.

Respecto a su cuidado no precisa muchas atenciones salvo aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita espacio, salidas diarias, ejercicio y ocupación constante. Respecto al mantenimiento de su tupido pelaje es necesario que se le practique un cepillado regular para retirar los pelos muertos, evitar enredos y mantenerlo en buen aspecto. Asimismo conviene controlarle las pulgas.