Raza de perro GRIFÓN LEONADO DE BRETAÑA


GRIFÓN LEONADO DE BRETAÑA

Griffon fauve de Bretagne

Descripción

El grifón leonado de Bretaña es un perro de tamaño mediano, activo, delgado, musculoso, fuerte y resistente, de patas fuertes con huesos grandes y pies almohadillados, duros y firmes, adaptados a terrenos abruptos. Su cabeza es alargada con las orejas de implantación baja, largas, algo cónicas y cubiertas de pelo suave. Su cola de longitud media describe una curva en forma de hoz. Su pelaje es tieso y áspero, nunca ondulado, siendo más largo en el pecho. El color del mismo es leonado variando del color trigo al rojo ladrillo y ocasionalmente presentando una estrella blanca en el antepecho.

  Origen e historia del GRIFÓN LEONADO DE BRETAÑA

El Grifón leonado de Bretaña es una de las razas más antiguas de perros de rastreo franceses. Ya es citado en el Siglo XIV de la mano de Huet des Ventes quien ya tenía una jauría de estos perros. En el siglo XVI era el perro habitual de las jaurías de los señores de Bretaña. Más tarde los granjeros de Bretaña usaban este perro de complexión fuerte para rastrear lobos.

  Temperamento y comportamiento del GRIFÓN LEONADO DE BRETAÑA

El Grifón leonado de Bretaña es un perro versátil usado como rastreador en la actividad cinegética. En particular está especializado en la caza menor del conejo y liebre aunque es también eficaz en la caza del jabalí, zorro o corzo. Sigue el rastro de su presa con un ladrido seco, pudiendo adentrarse en cualquier tipo de terreno. Su técnica consiste en ventear a su presa a la cual recobre con seguridad, mediante un movimiento rápido, ordenado y ruidoso. Trabaja solo aunque también puede hacerlo en pareja o jauría. Es un perro que requiere una gran cantidad de ejercicio lo que lo hace apropiado para las zonas rurales donde pueden tener más posibilidades de salir al campo o para familias activas que preferiblemente cuenten con espacio exterior (jardín) para que el perro pueda correr. En la caza es muy resistente y apasionado. Actualmente es cada vez más empleado como compañero por su temperamento alegre, sociable, equilibrado afectuoso, paciente con los niños, activo y tranquilo con otros perros y por su fácil adiestramiento. Por su carácter fuerte conviene atender a su correcta socialización desde bien pequeño. Si se aburre o permanece tiempo inactivo puede, sin embargo, volverse muy destructivo y ladrador. Asimismo si descubre un rastro y va suelto tiende a perderse con facilidad.

  Salud y cuidados del GRIFÓN LEONADO DE BRETAÑA

El Grifón leonado de Bretaña es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo el hecho que hay que revisarle sus orejas caídas para que no se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita, así como los pies. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantenerlo en forma. Por último, el mantenimiento de su pelaje largo requiere un cepillado regular con un peine o cepillo de crin, tanto para prevenir enredos como para evitar la acumulación de su fuerte olor.