Raza de perro PASTOR PORTUGUÉS


PASTOR PORTUGUÉS

Cão da Serra de Aires

Descripción

El perro de pastor portugués o cão da Serra de Aires es un perro de trabajo de tamaño medio, rústico, muy ágil y veloz, con un movimiento amplio. Por su apariencia y movimientos se le conoce también como “perro simio”. Su cabeza es de tamaño medio, con orejas triangulares de implantación alta que le caen a los lados. Su cola es larga y está cubierta de abundante pelo. Su característica principal es su profuso pelaje de una sola capa, liso y de textura áspera, siendo especialmente largo en la cabeza y extremidades. El color del manto varía entre amarillo, marrón, gris, pardo y plateado-lobo, cualquiera de ellos de diferentes tonalidades, así como negro marcado de fuego. Todos los colores con o sin pelos blancos mezclados pero sin manchas de este color.

  Origen e historia del PASTOR PORTUGUÉS

El perro pastor portugués o perro de la Sierra de Aires es una raza de no más de 120 años. En su origen encontramos al Pastor de Brie, raza que según parece fue importada por el Conde de Castro Guimaraes quien la cruzó con perros de montaña naturales de la Sierra de Aires. La nueva raza pronto se extendió tanto por al sierra, como por las planicies alentejanas y resultó muy efectiva para guiar y cuidar diferentes tipos de ganado: ovino, caprino, equino, vacuno y porcino. Hacia 1970 la raza estaba prácticamente extinta pero fue rescatada gracias al esfuerzo de algunos criadores aficionados. Actualmente está fuera de peligro, pero no es una raza muy popular y sigue siendo prácticamente desconocida fuera de Portugal.

  Temperamento y comportamiento del PASTOR PORTUGUÉS

El perro pastor portugués o perro de la Sierra de Aires es un pastor típico cuya principal actividad ha sido, tradicionalmente, la de desempeñar funciones de vigilancia y pastoreo (guardar, agrupar o guiar ovejas, vacas, cerdos, cabras y hasta caballos) en las tierras del Alentejo. En tiempos más recientes se ha convertido en una alegre mascota, un perro de deporte y de guardia. Por sus características requiere actividad intensa y necesita ejercicio, paseos, ocupación y juego. Son aptos para entornos rurales y urbanos siempre que se le dé la actividad que necesite. Como perro de trabajo es receptivo, ágil, muy fiel al pastor, despierto y vigilante sobre todo ante extraños y depredadores, eficaz como pastor, inteligente, buen rastreador y localizador de reses perdidas, enérgico, resistente y fácil de adiestrar. En familia son excelentes compañeros, afables, afectuosos, dedicados, juguetones con los niños y muy protectores. Se mantiene apartado de los extraños pero no suelen ser muy tímidos. Por último, si se aburren o permanecen tiempo inactivos o solos pueden llegar a volverse muy destructivos, compulsivos, nerviosos y ladradores.

  Salud y cuidados del PASTOR PORTUGUÉS

El perro pastor portugués o perro de la Sierra de Aires es una raza rústica y bastante sana que no presenta problemas destacados de salud, ni de carácter congénito. Conviene, sin embargo, revisarle sus orejas regularmente para prevenir infecciones y hongos, así como los ojos. En el caso de ser un perro de trabajo, o bien realice muchas actividades en el campo, es conveniente que se le practique una inspección periódica del pelaje a fin de descubrir eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisársele las patas y la parte interna de las orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis, entre otras.

Respecto a su cuidado no precisa muchas atenciones salvo aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita espacio, salidas diarias, ejercicio y ocupación constante. Respecto al mantenimiento de su pelaje requiere bastante atención, desde un cepillado regular con peine de crin para retirar los pelos muertos y evitar enredos, a recortarse estacionalmente. Asimismo conviene controlarle las pulgas. Igualmente necesita ser bañado regularmente.