Raza de perro BRACO ALEMÁN DE PELO CORTO


BRACO ALEMÁN DE PELO CORTO

Deutsch Kurzhaar

Descripción

El braco alemán de pelo corto es un perro de muestra noble y esbelto, armonioso, de constitución fuerte, resistente, de tamaño mediano a grande y muy veloz. Su cabeza es pequeña y equilibrada, con el hocico largo y las orejas altas y anchas. Su pecho es más profundo que ancho, mientras que sus muslos son anchos, musculosos y esbeltos. La cola es ahusada y bastante ligera. Su pelaje es corto, grueso, denso y duro, algo áspero al tacto, siendo algo más fino en cabeza y orejas. Por el color del manto existen diversas variedades: marrón; marrón con manchas blancas, o moteado en el pecho y miembros; roano marrón con cabeza marrón y placas o moteado marrón y un tono más claro en el pecho; roano marrón claro con cabeza marrón, placas o moteado marrón, o sin placas; blanco, con cabeza marrón, con placas o moteado color marrón; color negro con los mismos matices que los colores marrones o roanos y variedades con manchas fuego amarillas.

  Origen e historia del BRACO ALEMÁN DE PELO CORTO

Ya antes del Siglo XVIII se usaban bracos de pelo corto como mostradores de caza en los principados alemanes. Se trataba de perros achaparrados cuya tarea era la de señalar aves, especialmente con la introducción de la escopeta de dos cañones a partir de mitad del siglo. A partir del Siglo XIX se buscaron perros polivalentes que realizaran, además, otras funciones orientados principalmente a la gente común que no podía mantener una gran perrera con perros especializados en una única tarea. El braco alemán de pelo corto surge entonces del mestizaje de estos perros con pointers ingleses. A finales del Siglo XIX el Príncipe Albrecht de Solms-Braunfels establece las características de la raza, las reglas morfológicas, así como las normas de las pruebas de trabajo. Actualmente es una raza muy popular en Europa y Norteamérica. Es un gran participante de las pruebas de campo, un contumaz cazador de mapaches y zorros en Europa del Este y hasta participa en deportes de invierno como el skijoring y el pulka.

  Temperamento y comportamiento del BRACO ALEMÁN DE PELO CORTO

El braco alemán de pelo corto es un perro polivalente usado en las actividades cinegéticas ya sea para rastrear, mostrar y cobrar la caza tanto en tierra como en agua. Igualmente se les adiestra para cobrar cornamentas de ciervo y alce. Es un perro atlético que también es empleado en deportes de invierno de reciente creación como el skijoring y el pulka. Por sus características requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio por lo que es más adecuado para la vida en las zonas rurales, donde tienen más posibilidad de salir al campo, o para familias numerosas y activas con mucho movimiento y con espacio. No son perros para apartamento, ni para vivir en ciudad con sus típicas limitaciones. Son perros tenaces en la caza, de fino olfato, que trabajan en contacto con el cazador. En familia son equilibrados, amables, obedientes, tolerantes, dóciles, de fácil adiestramiento, fiables con los niños y tranquilos con otros perros. Si se aburre, está encerrado o permanece tiempo inactivo puede ponerse muy nervioso y volverse muy destructivo y ladrador.

  Salud y cuidados del BRACO ALEMÁN DE PELO CORTO

El braco alemán de pelo corto es una raza que puede desarrollar problemas de salud como el entropión, la displasia de cadera, la enfermedad de Von Willebrand, la trombocitopatía e infecciones oculares. Asimismo hay que revisarle sus orejas caídas para que no se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica, después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias comunes a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantenerlo en forma. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.