Perros potencialmente peligrosos


Vaya por delante que hablar de perros peligrosos es, cuanto menos, peliagudo. Lo es porque supone una generalización y, como sabemos, cada perro es un mundo. Habría que considerar más bien la ‘peligrosidad’ de sus propietarios, ya que generalmente son las personas las que convierten a un perro en peligroso

Para intentar poner un poco de orden, la legislación española establece una serie de criterios que definen qué perros pueden catalogarse como perros potencialmente peligrosos. Se trata de un “Real Decreto sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos”. Allá va…

Perros potencialmente peligrosos en España

Dice el texto legal que los perros afectados por la presente disposición tienen todas o la mayoría de las características siguientes:

a) Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
b) Marcado carácter y gran valor.
c) Pelo corto.
d) Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg.
e) Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
f) Cuello ancho, musculoso y corto.
g) Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
h) Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

Razas de perros consideradas peligrosas

Y vayamos al Anexo I, donde recoge las principales razas consideradas como peligrosas:

Pit Bull Terrier

Pit Bull Terrier

Staffordshire Bull Terrier

Staffordshire Bull Terrier

American Staffodshire Terrier

American Staffodshire Terrier

Rottweiler

Rottweiler

Dogo Argentino

dogo argentino

Fila Brasileiro

fila brasileño

Tosa Inu

tosa inu

Akita Inu

akita inu

Nuestra legislación, establece que “en todo caso, aunque no se encuentren incluidos en el apartado anterior, serán considerados perros potencialmente peligrosos aquellos animales de la especie canina que manifiesten un carácter marcadamente agresivo o que hayan protagonizado agresiones a personas o a otros animales.

En los supuestos contemplados en el apartado anterior, la potencial peligrosidad habrá de ser apreciada por la autoridad competente atendiendo a criterios objetivos, bien de oficio o bien tras haber sido objeto de una notificación o una denuncia, previo informe de un veterinario, oficial o colegiado, designado o habilitado por la autoridad competente autonómica o municipal.”

Es decir, según la ley, un perro puede considerarse peligroso tanto por su raza como por su morfología y su carácter. Lo que no recoge la ley es quizá lo más importante; la tenencia, quién es el ‘dueño’ del perro. Es comprensible que la ley establezca un listado con los perros que, físicamente, sean más poderosos, pero esta condición física puede contrarrestarse con educación, adiestramiento o, en algunos casos, lamentablemente puede potenciarse.

Muchas de estas razas han surgido como resultado de cruces para conseguir perros de defensa, de pelea, de vigilancia, etc. Pero cualquier perro, cuando es un cachorro, puede educarse adecuadamente. Ahí reside la clave, en la educación del perro y, sobre todo, en la actitud del propietario.

Lo que sí resulta lamentable es que cualquier cachorro de estas razas nace ya con una serie de limitaciones por su naturaleza: pasear siempre con un correa corta (inferior a dos metros), llevar bozal siempre que esté en el exterior… Lo cual restringirá su socialización con otros animales.

Licencia para tener perros potencialmente peligrosos

perro ladrando

Por lo que respecta a los propietarios, actualmente, los requisitos de licencia para tener perros potencialmente peligrosos son:

  • Ser mayor de edad.

  • Certificado de antecedentes penales.

  • No haber sido sancionado por infracciones relativas a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

  • Certificado médico: disponer de capacidad física y aptitud psicológica para la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

  • Contratar una póliza de seguros para perros con la garantía de Responsabilidad Civil con una cobertura mínima de 120.000 euros. En determinados municipios se exige hasta los 300.000 euros.

Los profesionales del sector piden que, una vez catalogados los perros potencialmente peligrosos, debería regularse más estrictamente también su tenencia, controlar mejor quién puede poseer este tipo de perros. Porque si algo hemos demostrado las personas es que somos, con mucha diferencia, el animal más peligroso y dañino.

Para ver más información sobre estas razas y todas las demás no dejes de consultar las RAZAS DE PERROS
.

foto-agueda

Vicente Zaragozá
Periodista y responsable de comunicación

Perros potencialmente peligrosos es un consejo para Perros, y habla sobre Temas generales.


iLife Aspirador