Cómo adiestrar a mi perro


A todos nos ha llamado la atención ese perro que obedece las órdenes de su humano. Ése que acude cuando se le llama, que da una voltereta-croqueta, el que no se come la salchicha posada sobre su hocico hasta que no le dan la señal… y nos preguntamos ¿Cómo adiestrar a mi perro?

En verdad, el arte de saber cómo entrenar perros no consiste en enseñarle estos trucos. Podemos enfocar su entrenamiento a la educación, no al circo. Es lo que se conoce como educación canina o adiestramiento canino: cuáles son las órdenes y normas que debe conocer y respetar.

Antes de entrar en detalle, es importante tener varias cosas claras sobre cómo adiestrar a tu perro:

  • Todos los animales aprenden por asociación.

  • Si es a través del juego, aprenderán más rápida y fácilmente. En eso no nos diferenciamos de ellos.

  • Lo ideal es enseñar pautas de obediencia al perro cuando aún es un cachorro (a partir de los cuatro meses podemos empezar a educar a un cachorro).

  • No podemos dar órdenes contradictorias: deben ser siempre las mismas e inequívocas.

  • Las órdenes deben ir acompañadas de un lenguaje corporal lógico.

  • Todos los miembros de la familia deben participar. Si estamos invirtiendo esfuerzos en educar a un perro pero un familiar no hace más que mimarlo y consentirlo, estaremos perdiendo el tiempo.

Entrenamiento canino básico

La base del entrenamiento canino básico es la obediencia. Si no logramos que nuestro can acuda cuando le llamamos o cuando le decimos “no”, poco avanzaremos. Si no obedece, la convivencia se deteriorará y surgirán problemas en casa.

dog-school-672718_1280

Primera orden

Uno de estas primeras órdenes en el adiestramiento de perros que debe reconocer y obedecer nuestro can es la de acudir cuando se le llama. No es un capricho, puede resultar vital. Imaginad que el perro se nos escapa en medio de la ciudad o en el campo y no obedece a la llamada. Podemos ir olvidándonos de él… Por eso, es una de las primeras prácticas que debemos perfeccionar en casa y, si es cachorro, mejor.

Un buen adiestrador de perros sabe que toda orden debe darse con claridad y acompañada de gestos que la refuercen. Para que venga, por ejemplo, podemos decir “ven” y señalar nuestra posición con el dedo. Un error habitual consiste en usar el nombre del perro para dar la orden. Cada orden debe darse de manera diferente, con una palabra única y gestos claros asociados. También es habitual adiestrar perro con silbato o con un collar adiestramiento perros, aunque este último caso, el adiestrador de perros sólo lo empleará en casos muy especiales.

Adiestrar perros no es una tarea fácil, así pues, si el perro obedece, tenemos que recompensar su actitud para que vea que lo ha hecho bien. No hace falta darle un capricho comestible, con unas caricias puede valer.

Para aquellos casos en donde debamos adiestrar perros con miedo o adiestrar perro agresivo lo mejor y más sensato es acudir directamente a un especialista o entrenador de perros y no intentarlo nosotros.

Cuando el perro haya asimilado esta orden, podemos probar con la de “quieto” o “sentado” (“sit” en inglés). Estas órdenes pueden ser muy útiles cuando estemos en una tienda, en casa del vecino o de un amigo, y queramos que nuestra mascota se comporte. Cuando el perro esté nervioso por la presencia de otro animal, por ejemplo, también podemos recurrir a esta orden. Hay que dar la orden “quieto” enérgicamente, con gestos que la refuercen, por ejemplo extendiendo la palma de la mano imitando la señal de frenar.

La orden más esencial en el entrenamiento de perros

dachshund paseando

Una situación con la que nos vamos a enfrentar a diario sobre cómo adiestrar a mi perro es el paseo. Elegir la correa y el collar adecuados es esencial para que el animal se sienta cómodo. Si el perro acepta la correa tenemos mucho ganado. Antes de salir a la calle, practica en casa. Camina junto a él por el pasillo y haz que se acostumbre a la correa. No le dejes que se cruce. Como sabemos, muchas veces se sienten atraídos por un olor o ven un perro que les llama la atención. Si siempre camina por el lado asignado, nunca se enredará entre tus piernas. Pero si no te obedece, intenta no pegar tirones a la correa para rectificar su actitud, podrías hacerle daño. Detente, dile “quieto” y no reanudes el paseo hasta que se haya calmado. El paseo debe convertirse en un momento de relax, debe disfrutar, no sufrir.

Adiestrar perros es maravilloso y muy gratificante. Y si consigues adiestrar a tu perro y que se divierta mientras lo entrenas, tendrás un gran camino recorrido.

foto-agueda

Vicente Zaragozá
Periodista y responsable de comunicación

Cómo adiestrar a mi perro es un consejo para Perros, y habla sobre Adiestramiento.


iLife Aspirador