Por qué los gatos duermen tanto


Aunque te despierten exigiendo su desayuno, los gatos arrancan el día echando una siesta. Los gatos pasan dos tercios de su vida durmiendo; esto es, el 70% de día

¡Duermes más que las sábanas, duermes más que un gato! ¿Cuántas veces has oído esta expresión? Un gato adulto pasa el 70% del día durmiendo. Esto quiere decir que dos tercios de su vida los pasa entre sueños. Cuando son cachorros duermen más y cuando llegan a la vejez también. No es que sean vagos, es que lo llevan en los genes.

El hecho de que son cazadores natos, el aburrimiento, la actividad y el calor son factores que influyen en el sueño de los felinos.

Cuando son cachorros pueden llegar a dormir hasta veinte horas al día. En la edad adulta lo hacen entre doce y quince horas y según se van haciendo mayores vuelven a incrementar las horas de sueño.

Por qué los gatos duermen tanto

Como hemos dicho, los gatos son grandes cazadores. No necesitan pasar todo el día buscando una presa, solo necesitan unas pocas horas y el resto lo tienen libre para entregarse plácidamente a los brazos de Morfeo. A pesar de todo, en el momento de la caza, los niveles de adrenalina del felino son muy altos. Esta tensión deriva en un mayor gasto energético que luego hay que reponer.

Cuando son cachorros, es durante el sueño cuando liberan la hormona del crecimiento y también va ligado a una cuestión de supervivencia. Los cachorros que duermen esperan a sus madres en un lugar seguro, sin peligro de acabar entre los dientes de otros depredadores.

Dormir forma parte de su naturaleza

DSC_0019 (2)

Dormir mucho está en su naturaleza, aunque sean domésticos y tengan menos desgaste de energía. Cuando hace frío los gatos duermen más porque es su manera de ahorrar combustible y mantenerse calentitos. Tumbarse bajo el sol también les ayuda a regular la temperatura de su cuerpo.

Cuando un gato se aburre también duerme más. Si no sabe con qué entretenerse echa una cabezadita. Esto es más frecuente en gatos de casa que pasan muchas horas solos. Por este motivo y, entre otras cosas, es importante jugar con ellos y dedicarles tiempo.

Si el gato no está esterilizado, durante ese periodo, dormirá menos porque tiene que dedicarlo a buscar hembras y a marcar territorio.

Comienzan el día echando una cabezadita

Aunque te despierten exigiendo su desayuno, los gatos arrancan el día echando una siesta. Su sueño varia entre el sopor, como el de la siesta, y el sueño profundo. Este último puede durar unas cinco horas mientras que el sopor oscila entre los quince y los treinta minutos.

En este último, el gato se puede despertar de manera brusca y actuar ‘como si aquí no pasara nada’, su postura les permite echar a correr y responden a los sonidos ambientales. A veces, puede dormitar con los ojos ligeramente abiertos. Cuando duermen profundamente su postura es mucho más relajada y hasta podrás percibir ligeros tics en sus patas.

foto-iratxe

Iratxe Comas Quintero
Periodista, blogger y community manager

julio de 2015

Por qué los gatos duermen tanto es un consejo para Gatos, y habla sobre Temas generales.


Piscina para perros