Por qué los gatos juegan con su presa


Los gatos necesitan actividad y ejercitarse y la caza forma parte de su instinto

Puede parecer algo sádico, jugar con la presa antes de darle matarile. Hacerla sufrir para después acabar entre las fauces del felino. Primero hay que decir que no todos los gatos juegan con su presa y que los que lo hacen suelen ser los gatos de casa que no tienen hambre ni necesidad de cazar.

Es raro que un gato salvaje juegue con su presa. Primero porque significa que puede escapar y quedarse sin la cena y segundo porque jugar con su presa significa una pérdida de energía innecesaria.

Un gato casero que tiene siempre su pocito lleno de pienso puede permitirse el lujo de que una presa se le escape o dejarla escapar, pero y entonces por qué los gatos juegan con su presa.

Los gatos caseros juegan a cazar

Los gatos necesitan actividad y ejercitarse y la caza forma parte de su instinto. Dales una mosca y la perseguirán por toda la casa, dales una ventana y castañearán los dientes frente a los pajaritos que vuelen por delante.

Como dato curioso cabe destacar que los carnívoros son los animales qué más necesitan llenar su tiempo de ocio y los gatos son carnívoros como los que más.

Un gato casero saltará para atrapar algo cuando esté jugando, como una leona salta sobre una cebra y perseguirá un ratón de cuerda igual que los servales corren tras sus presas.

Nacidos para cazar

gato y pajaro

Los gatos son excelentes cazadores y su cuerpo está diseñado a medida para ello. Desde la punta de sus colmillos hasta la punta de sus garras. Son rápidos, ágiles y flexibles y hasta su aparato digestivo está diseñado para la carne.

En otro artículo sobre los alimentos para gatos ya hablamos de la importancia de la taurina, un aminoácido esencial para el gato.

Un gatito que se cría con su madre aprenderá de ella pero cuando crecen sin el ejemplo de su mamá es curioso ver cómo mantienen el instinto de caza. Hay que recordar que cuando el gato se juntó con el humano no fue para estar en casa sino para mantener a raya las plagas de ratones, pájaros e insectos.

Un gato, bien alimentado o no, seguirá con su instinto cazador, en parte porque el hambre y el instinto de caza se encuentran en regiones diferentes del cerebro.

Regalos muertos a tus pies

Lo que para ti puede parecer una película gore de Rob Zombie para tu gato es un obsequio que regala al líder de la manada. ¿Por qué? Porque los gatos son cazadores y porque para él eres un poco ‘torpón’.Además, el gato te está dando toda una lección de vida porque los gatos, que son muy listos, se han dado cuenta de que no sabes cazar ni conseguir la comida por tí mismo.

Aprender a cazar

gato y pajaro

A partir de las tres semanas de vida los gatitos empiezan a jugar con sus hermanitos. Esta etapa de la vida es muy importante para su supervivencia y aquí comenzará a desarrollar sus habilidades como cazador.

Lo que comienza como un juego entre hermanos acabará siendo un ‘pilla- pilla’ y la necesidad de cazar aunque no se muerdan y no se hagan daño. Los gatos acechan a su presa, se agazapan y saltan sobre ella. Las madres enseñan a sus crías a reconocer cuáles son las presas potenciales a partir de las 6 semanas de vida.

Ten cuidado si tu gato trata de ‘cazar’ tus manos como si fuera una presa. Es un error que muchos humanos cometemos. Cuando son pequeños nos hace mucha gracia que el gatito juegue con nuestras manos pero cuando se hace mayor ya no nos hace tanta gracia porque duele y nos preguntaremos por qué muerde el gato cuando lo acariciamos.

Si tu gato no sale de casa deja que dé rienda suelta a su instinto cazador con juguetes a los que pueda perseguir y saltar sobre ellos. No abuses del láser, aunque para ellos es muy divertido ir detrás del puntero rojo puede resultar frustrante porque nunca llegarán a cogerlo.

foto-iratxe

Iratxe Comas Quintero
Periodista, blogger y community manager

Por qué los gatos juegan con su presa es un consejo para Gatos, y habla sobre Etología.


iLife Aspirador