Cómo viajar con mi mascota en avión


Descubre cómo viajar con tu peludo a bordo

Con la llegada de las vacaciones, somos muchos los que decidimos salir de viaje con la intención de relajarnos, descubrir nuevas culturas y paisajes, etcétera. Dejar a nuestra mascota, entonces, en buenas manos resulta imprescindible, tanto, que no es tarea fácil. Por esta razón, y porque un amplio abanico de dueños no quiere renunciar a la compañía de su “mejor amigo” durante estos días de ocio y esparcimiento, los animales de la casa acaban por acompañarlos. El destino y el medio de transporte se convertirán en ese momento, en factores determinantes. Así y si en anteriores artículos nos hemos centrado en las premisas que deberías tener en cuenta si te decantas por el coche, hoy nos centraremos en otro medio de transporte propio de las grandes distancias: el avión.

En primer lugar has de saber que cada compañía tiene su propio reglamento (hay algunas, de hecho, que no admiten animales) y que, en todo caso, siempre necesitarás de cierta documentación para transportar a tu pequeño amigo. Conoce las normas de las más habituales, sobre todo en lo que atañe a llevar al peludo en la cabina –la mejor opción- o en la bodega-.

Iberia

Es posible que te acompañe en la cabina siempre que no supere los 8kg y previa autorización de la Oficina de Reservas. La bolsa de transporte no deberá superar los 45cm de largo, los 35cm de ancho y los 25cm de alto. Ha de poseer un fondo impermeable. Se puede llevar varios animales en el mismo recipiente, siempre que no se exceda el citado peso. Nunca se podrán ocupar asientos situados en las filas de las salidas de emergencia. Se cobra un suplemento de 25 euros para España, 50 euros para Europa, África y Oriente Medio, y 150 en el caso de América. Las condiciones para la bodega obvian las dimensiones y añaden la obligación de que el transportín tenga un cierre seguro. Las tasas oscilan entre 120 y 300 euros.

En el caso de los lazarillos se hacen excepciones, pero deberán vestir bozal, no ocuparán ninguna plaza y se situarán en un lugar en el que no molesten al resto del pasaje.

Vueling

Solo acepta transportar animales en la cabina, siempre que el pasajero informe durante el proceso de reserva y que no excedan los 8kg. Tiene restricciones en cuanto al tipo de mascota; por ejemplo, no admite roedores, mamíferos logomorfos, animales de granja ni otros que desprendan olores. Permite un animal por caja excepto en el caso de los pájaros. El transportín no puede ser un contenedor rígido y su tamaño máximo será el de 50cm de largo, 40cm de ancho y 20cm de profundidad.

Air France

En la cabina viajarán solo perros y gatos de menos de 8kg y lazarillos. El contenedor debe caber bajo el asiento delantero y se considera una bolsa adicional de pago. La aerolínea ofrece información adicional sobre los peligros respiratorios que pueden sufrir algunas razas al viajar en avión. En la bodega el máximo número de mascotas por pasajero se ha fijado en tres. El mismo número que las horas de antelación con las que hay que presentarse en el aeropuerto para realizar el check ing. Los animales que superen los 75 kilogramos están vetados tanto en la bodega como en la cabina.

Ryanair y EasyJet

Solo aceptan perros guía, que serán ubicados en un lugar específico de la cabina junto a sus dueños para facilitar la asistencia de la persona invidente en cuestión.

Cómo viajar con mi mascota en avión

Consejos generales

  • Infórmate exhaustivamente sobre las condiciones del viajes y la normativa de la compañía.

  • Comprueba que tiene su cartilla de vacunaciones actualizada.

  • Si se trata de un perro, deberá llevar el chip correspondiente, obligatorio en la UE. También requieren de un pasaporte.

  • Reserva el viaje con la suficiente antelación e indica siempre que tu mascota viajará contigo y dónde lo hará –bodega o cabina-.

  • Llega al menos tres horas antes del embarque al aeropuerto para que los correspondientes responsables revisen la documentación.

  • Verifica que el transportín cierra perfectamente.

  • Identifica la jaula siguiendo las indicaciones de la aerolínea.

Consejos para que tu mascota se sienta a gusto

  • No te lo lleves si tiene menos de 8 semanas de vida.

  • Acostúmbrala a estar quieta en la jaula.

  • Proporciónale un transportín que se ajuste a sus necesidades –espacio, empapadores, respiraderos…-.

  • Trata de escoger vuelos cortos sin escalas.

  • Llévate un aerosol de feromonas para calmarle, pastillas antimareo (dependerá de la especie, por supuesto).

  • No le des de comer cuatro horas antes del viaje para evitar mareos.

  • Ten localizada una clínica veterinaria en tu lugar de destino.

  • Somételo a un chequeo médico semanas antes del viaje para descartar complicaciones y anomalías.

Obviamente, estos consejos no solo te serán de gran utilidad a la hora de marcharte de vacaciones, sino siempre que quieras llevarte contigo a tu mascota –un traslado, un concurso para perros en el extranjero, y un largo etcétera de situaciones que seguro que se te ocurren- en avión. Y tú, ¿has viajado alguna vez con tu peludo en este medio de transporte? ¿Conservas un buen recuerdo? Cuéntanoslo.

foto-agueda

Águeda A. Llorca Bravo
Periodista y fotógrafa

junio de 2015




Ofertas en Amazon.es para tu mascota

¿Qué opinas sobre este artículo?

Sé el primero en comentar

avatar
900
wpDiscuz