La piel seca en perros


Uno de los problemas que comúnmente presentan los perros es la piel seca. Ahora y si tu perro ha presentado esta afecciones y no sabes cómo cuidarle aquí están algunas buenas recomendaciones que te dirán cómo cuidar la piel seca en perros.

Pautas para cuidar la piel seca en perros

Son varios los factores que pueden provocar la piel seca en tu perro (la propensión de la raza, la alimentación, el ambiente y el clima) y por ello es necesario que así tu mascota no padezca este problema o no sea severo des ciertos cuidados que favorecerán notablemente su bienestar:

  • Erradica los parásitos externos: es el primer paso que debes dar para cuidar la piel seca de mi perro. Para hacerlo adecuadamente visita al veterinario o llámalo para que te recomiende un antiparasitario adecuado para tu animal.

  • Revisión profesional: ahora que has erradicado las pulgas y garrapatas tu perro tendrá menos molestias en la piel pero la piel seca aún no se ha solucionado. Por ello es bueno que también consultes al veterinario para que éste confirme el padecimiento y te medique los productos pertinentes.

Acciones y consejos para cuidar la piel seca en perros

  • Cepilla el pelo de tu perro: esto se aconseja hacerlo de forma frecuente. Por medio del cepillado eliminas el pelaje suelto y mejoras la ventilación de la piel.

  • Dale un buen baño: para ello usa un champú hipoalergenico, el cual evitará que surjan molestias. Antes del baño da un buen cepillado y mientras lo bañas deberás realizar un masaje sobre toda su piel. Al terminar el baño deberás retirar por completo el champú.

  • Seca bien a tu perro y evita que se moje al salir a pasear o al estar en el jardín: Si lo hace sécalo muy bien ya que si lo haces estarás previniendo la aparición de hongos, lo cual no es nada conveniente.

  • Hidrata adecuadamente a tu perro: para cuidar la piel seca de mi perro debes dar suficiente agua a tu animal. Da agua abundante, limpia y fresca e incentiva a un buen consumo. Si notas que no toma suficiente agua puedes por ejemplo dar caldo de pollo, sin sal y con poca grasa, al servir la comida a tu perro.

  • Cuida de no bañar en exceso a tu perro: si bañas mucho a tu mascota esto puede estar ocasionando el problema o agravándolo. Por ello debes dar baños a tu perro solo cuando realmente está sucio. Baña solo una vez al mes o pasadas 6 semanas. Si no está sucio el baño puede esperar aún más.

  • Productos contra la resequedad: de estos hay varios en el mercado pero antes de comprar uno lo mejor es que consultes con el veterinario.

  • Cuidados con la alimentación: en muchos casos se recomienda cambiar los piensos del perro por aquellos de más alta calidad que entregan nutrientes y vitaminas esenciales para lograr una piel sana. Los nutrientes buscados son ácidos grados Omega 3 y 6 así como proteínas de alta calidad.




¿Qué opinas sobre este artículo?

Sé el primero en comentar

avatar
900
wpDiscuz