Cómo proteger a los perros del frío


“Winter is coming”. Se acerca el frío… Es momento de sacar la bata-manta, el brasero y beber caldos calientes

Si compartes tu vida con un perro es esencial saber cómo protegerlo del frío. No todos los perros tienen la misma tolerancia a las bajas temperaturas. Hay razas que están más habituadas y preparadas. Son las razas nórdicas, como los huskies, Alaskan malamute… Su pelaje es tupido, les protege del frío polar, así que los -10ºC que podemos alcanzar en España para ellos es como ir a la playa. Pero no todos los perros están tan adaptados por lo que es importante saber cómo proteger a los perros del frío. Sobre todo las razas pequeñas como los Yorkshire Terrier o los Chihuahua padecen especialmente cuando el termómetro desciende. Los cachorros, los perros muy mayores y los enfermos también son víctimas de las bajas temperaturas.

¿Por qué proteger a los perros del frío?

comoprotegerperrosfrio

Si están muy expuestos al frío podrían contraer desde un simple resfriado a enfermedades como la tos perrera o traqueobronquitis infecciosa. Aunque no es una enfermedad extremadamente grave, sí es difícil de sanar. Puedes detectarla por su fiebre alta, tos, mocos, vómitos… Lo mejor es prevenirla con la vacunación. Además de esta enfermedad, los perros pueden padecer hipotermia como nosotros. Un animal entra en hipotermia cuando su temperatura corporal es menor a la normal. En el caso del perro, cuando desciende de 37ºC. ¿Cómo se manifiesta? Enfriamiento generalizado, dificultades respiratorias, pulso débil, arritmias… Hay otras enfermedades que empeoran con el frío, como la artrosis. No queremos asustarte, pero sí concienciarte de la importancia de saber cómo proteger a tu perro del frío. Aprende cómo evitar que tu perro se resfríe.

¿Cómo proteger a los perros del frío?

Si vives en un piso pensarás que tu perro no va a sufrir, ya que en tu casa la calefacción funciona a toda máquina. ¡Ojo! Porque los cambios bruscos de temperatura entre las casas con calefacción y la calle son peligrosos. Para que no sienta este cambio radical, abrígalo adecuadamente y trata de no exponerlo al frío de la calle durante mucho tiempo.

Si tienes la fortuna de vivir en una casa con jardín y tu perro duerme a la intemperie, asegúrate de que su caseta le proteja del frío y la humedad. Para ello, debería contar con unas mínimas condiciones:

  • Tener un buen aislamiento.

  • Que no sea un palacio… Cuanto mayor sea, más difícil de calentar. Busca el tamaño óptimo.

  • El suelo de la caseta debe ser de madera o goma y estar más elevado que el suelo para evitar la humedad.

Además de este consejo fundamental queremos darte algunas pautas generales sobre cómo proteger a los perros del frío para ayudar a tu compañero peludo a evitar los rigores del invierno:

perro frio
  • Cuida su alimentación, ya que necesita producir más energía para soportar el frío. Pero no lo sobrealimentes ya que en esta época hace menos ejercicio y podría ganar peso.

  • Establece un programa de ejercicios si tu perro es de los que necesitan quemar energía. Puedes salir con él a caminar o correr durante las horas centrales del día, cuando menos frío hace. Si tu casa lo permite, juega con él a lanzarle la pelota o cualquier otra actividad en la que tenga que correr.

  • Aprovecha si hay nieve en tu entorno para jugar con él (les encanta la nieve) pero ten cuidado ya que la nieve puede ocultar trozos de hielo afilados que podrían herir las almohadillas de sus patas.

  • A algunos perros les basta con su pelaje natural para estar calentitos, pero otros lo pasan mal. Puedes comprar algún abrigo o impermeable para mantener su calor corporal y en zonas con hielo y nieve, ponle unas buenas botas protectoras que protejan sus almohadillas.

  • Pospón la visita al peluquero canino para cuando haga mejor tiempo. Su pelaje le protege. Habrá mejores momentos para cuidar su estética, ahora debe primar la salud.

Estos son algunos consejos sobre cómo proteger a los perros del frío que pretenden que tu perro viva el invierno con la misma alegría que la primavera o el verano. Una temperatura fría no tiene por qué ser sinónimo de hastío y reclusión. Juega con él, practicad deporte juntos, pero eso sí, asegúrate de que esté bien protegido del frío. También puede interesarte el artículo cómo proteger a tu mascota del frío.

foto-agueda

Vicente Zaragozá
Periodista y responsable de comunicación