Los dientes del conejo


Los dientes del conejo crecen durante toda su vida, en un año pueden crecer doce centímetros

A todos nos da miedo ir al dentista pero en el caso del conejo, la visita al odontólogo es obligada y periódica. El motivo es que a diferencia de otros animales como los perros y los gatos y a diferencia de nosotros, los humanos, la raíz de los dientes del conejo es abierta. Esto quiere decir que crecen durante su vida, en un año pueden crecer unos doce centímetros por lo que se han de desgastar para que queden los dientes nuevos.

Debes controlar los dientes del conejo durante toda su vida, fijarte que estén bien alineados y que no sobresalgan de su boca cuando la tenga cerrada. También debemos controlar que no haya puntas que puedan dañar la boca o la lengua del animal.

También es muy importante fijarnos en que los dientes del conejo crezcan hacia fuera y no hacia el interior de la encía, ya que esto puede acarrear infecciones e incluso la obstrucción del conducto nasolacrimal que le puede ocasionar ojos llorosos al conejo.

Una de las enfermedades más comunes en los conejos, llamada maloclusión dental, consiste en que los dientes han crecido demasiado, le han provocado infecciones y heridas y les duele tanto que han dejado de comer. Nunca hay que llegar a este extremo. Si tienes un conejo, tendrás que llevarlo al veterinario para hacerle estos seguimientos de forma periódica.

La importancia de la alimentación

Conejodientes

La alimentación es fundamental para la salud bucal y la salud, en general de nuestro conejo. En la dieta del conejo no puede faltar el heno, las verduras y la alfalfa e igual que nosotros con la ‘operación bikini’, cuidar que no haya un exceso de calorías.

El heno debe suponer el 70% de su dieta porque además con las fibras de este alimento va limando sus muelas y los hay de diferentes tipos para que vayas probando y el conejo elija cuál es el que más le gusta. Los hay con pétalos de rosa, con manzanilla, natural. Existen muchas variedades.

La boca del conejo es tan importante como delicada. Es difícil de ver porque es muy pequeña y además no les gusta que se la abramos y les estemos hurgando. Para saber si la salud bucal de tu conejo es óptima hay que hacer revisiones periódicas al veterinario.

Ayuda a tu conejo a tener unos dientes sanos y fuertes

Podemos ayudar a nuestro conejo a tener unos dientes sanos, fuertes y más blancos que los de la Pantoja y su famosísimo “Dientes, dientes”. Dale a tu conejo un trozo de madera para que pueda roer. En las tiendas de animales, venden piedras de sal que les sirven y ayudar a limarse los incisivos.

¿Cómo saber si sufre algún problema en los dientes?

No somos veterinarios y nuestra mascota no nos puede decir: “Eh, humano llévame al vete que me duele una muela” ¡Ojalá! Tuviesen ese don. Apuesto a que muchos os habéis sentido culpables alguna vez por no haber llevado antes a vuestra mascota. No nos pueden hablar pero sí es recomendable saber interpretar las señales.

  • Deja de comer.

  • Tiene muchas lágrimas.

  • Exceso de saliva.

  • Su pelo no brilla.

  • Rechina los dientes prácticamente todo el día.

Estas son signos que nos manda nuestro conejo de que algo no va bien. Ante cualquier de estos síntomas acude al veterinario para que pueda hacer un diagnóstico.

Si alguna vez has tenido un dolor de muelas o una infección en la boca, sabrás lo mal que se pasa. No puedes comer bien, tienes una molestia constante… Imagina pasar así días sin medicamento, es como una pequeña tortura ¿verdad? Los conejos son animales tan bonitos como delicados y debemos tener muy en cuenta que vamos a cuidar y atender sus necesidades durante toda su vida.

foto-iratxe

Iratxe Comas Quintero
Periodista, blogger y community manager




Ofertas en Amazon.es para tu mascota

¿Qué opinas sobre este artículo?

Sé el primero en comentar

avatar
900
wpDiscuz