Qué comen los conejos domésticos


El conejo se ha convertido en un animal de compañía habitual en los últimos años por su facilidad de adaptación y lo sencillo que es cuidarlo. Tenemos claro qué alimentación deben seguir gatos, perros, incluso periquitos y canarios, pero ¿qué debemos dar de comer a nuestro conejo?

Una de las características que debemos tener en cuenta es que los dientes de los conejos nunca paran de crecer. Esto influye en su alimentación ya que necesitan desgastarlos y para ello tienen que comer regularmente. De hecho, es normal que un conejo coma entre 20 y 40 veces al día. ¡Ojo! Son ingestas frugales, nada copiosas. No le atiborres de comida o el pobre se convertirá en un zeppelín peludo en cuatro días. Esto tampoco significa que coman absolutamente de todo. Al contrario, su dieta debe ser equilibrada y contener fibras, minerales… ya que por su complejo sistema digestivo son propensos a padecer cólicos, obesidad, diarreas, bolas de pelo en el estómago, etc.

El heno es el rey

El heno es el rey en su pirámide alimenticia, sobre todo el obtenido de las gramíneas y leguminosas. El primer tipo es ideal para conejos adultos por su bajo contenido en proteínas. El heno de las leguminosas, en cambio, se recomienda tanto para conejos en crecimiento como para madres gestantes.

Aunque el heno supone cerca del 75% de dieta, las verduras y el pienso deben completarla. Por norma general, un conejo debe comer unos 200 gramos de heno al día, 100 gramos de verduras y 30 de pienso por cada kilo de su peso. También puedes incorporar frutos secos, cereales, etc. pero en menor cantidad que los alimentos básicos.
Desde que el conejo nace hasta las primeras semanas de vida es un gazapo. Si lo tienes ya en tu domicilio, dale leche para gatitos hasta las 3 semanas. Poco a poco ve incorporando algo de heno y alfalfa. A partir del sexto o séptimo mes, ya puedes darle heno en abundancia. Y hasta que cumpla un año, puedes añadir verduras. Desde el año hasta los cinco, sigue con una dieta habitual. Mantenla si, a partir del quinto año, el conejo mantiene su peso.

Complementa la dieta

Además del heno, la dieta del conejo debe contener a diario verduras variadas. Las aconsejadas son las acelgas, alcachofas, pepino, pimientos, tomates, calabacines… También puedes darle lechuga, espinacas y zanahoria, pero en menor medida. Puedes añadir algo de fruta (en pequeñas cantidades): manzanas, peras, y sandía, por ejemplo. El alimento fresco debe estar lavado a conciencia y a temperatura ambiente. Retíraselo si no se lo ha comido tras 4 o 5 horas.

Evita verduras de hoja amarilla, como el perejil, ya que podrían dañarle el riñón, así como el ajo, la cebolla, remolacha y cualquier tubérculo. Nunca se los des de comer.

Debes tener en cuenta…

En demasiadas ocasiones tratamos a los animales como seres humanos. No lo son, tenlo claro. Tienen hábitos y necesidades distintos a los nuestros. En la alimentación esto es incluso vital. Nunca debemos darles de comer nuestras sobras, o aquello que a nosotros nos encanta pero no es saludable para ellos (chocolate, galletas, dulces, patatas…).

Su dieta debe seguirse de manera rigurosa si queremos evitar enfermedades digestivas o sobrepeso. Muchos problemas de obesidad tienen su explicación en que sus humanos solo dan pienso a la mascota y no heno. Sé estricto y vela por la salud de tu conejo. Controla que siempre disponga de agua limpia. Ayúdale a controlar el desgaste de los dientes con algún objeto especial o con un simple trozo de madera o pan duro dentro de su jaula. Una buena alimentación logrará que el conejo esté sano y viva muchos más años. ¿A qué merece la pena tomárselo en serio?

foto-agueda

Vicente Zaragozá
Periodista y responsable de comunicación

Qué comen los conejos domésticos es un consejo para Pequeños Mamíferos, y habla sobre Alimentación.


iLife Aspirador