Por qué el gato se come los plásticos


Queremos a nuestros gatos, ¡los adoramos! Pero reconozcamos que a veces hacen cosas muy raras

Una de esas extravagancias consiste en mordisquear bolsas y otros objetos de plástico. ¿Por qué lo hacen? La causa puede deberse a un trastorno alimenticio conocido como Pica que afecta también a otros seres vivos como los seres humanos. Consiste en el ansia y la ingestión de objetos y materiales no alimenticios: arena, plástico, heces, etc. Pero también puede haber múltiples razones que explican este comportamiento:

  • Ansiedad o estrés
    Los gatos con problemas de ansiedad buscan calmarla en cosas raras. Este comportamiento también lo encontramos en personas que intentan deshacerse de esta ansiedad con tabaco o lo que sea que calme su estado. El nerviosismo también puede provocar estas reacciones. Lamer plástico para un gato puede ser similar a un humano masticar su cabello o mordisquear las uñas: un tic nervioso.

  • Higiene
    Algo tan simple como limpiarse los dientes puede estar detrás de este hábito. ¿Nunca has notado restos de comida entre tus dientes y has tenido que retirarlos con un palillo? Lo mismo les ocurre a ellos, con la diferencia de que ellos no pueden emplear las manos y deben recurrir a aquello que tengan cerca. Una planta artificial, o cualquier otro objeto de plástico duro les puede servir para hacerlo.

  • Masaje de las encías
    Si por alguna razón sienten molestia en las encías, es posible que busquen alivio masticando plástico.

  • Por su sabor
    Por supuesto, el plástico no es comestible, pero algunos plásticos tienen un sabor que puede llegar a ser agradable. ¿Nunca te has sorprendido mordisqueando una pajita tras beber algo delicioso? Los gatos pueden hacer lo mismo; lamer o incluso masticar plástico si su sabor les resulta atractivo.

  • Maíz
    Algunas bolsas de plástico están fabricadas con materiales biodegradables como el almidón de maíz. A algunos gatos les gusta su olor.

  • Digestión
    Cuando nos damos un buen atracón sentimos la necesidad de tumbarnos y hacer la digestión. Para los gatos, masticar algo después de comer alivia la hinchazón en el estómago. En los seres humanos también funciona, pero simplemente ni pensamos en ello. Masticar o lamer algo (sin llegar a tragarlo) después de una comida provoca que las enzimas que ayudan a digerir los alimentos alcancen el intestino y faciliten la digestión de la comida. La próxima vez que te sientas lleno, mastica un chicle y comprobarás cómo sientes cierto alivio.

  • Sonido
    El particular sonido que emite el plástico cuando lo manipulamos es otra de las razones por la que los gatos aman jugar con él y, desgraciadamente, a veces lamerlo e incluso ingerirlo.

  • Ingredientes apetitosos
    Los plásticos son tratados con estearatos, que se derivan del sebo. Algunos también contienen lanolina. Ambas sustancias son lo suficientemente atractivas para nuestros curiosos carnívoros como para echarle el diente.

  • Aburrimiento
    A veces lo hacen simplemente por aburrimiento o porque se sienten solos. Aprende cómo jugar con tu gato.

  • Feromonas
    Algunos plásticos las contienen y consiguen suscitar el interés de nuestros mixinos.

Si realmente el gato come compulsivamente plástico, debemos llevarlo al veterinario urgentemente para que estudie la causa de su comportamiento. La primera decisión consistirá, lógicamente, en evitar que el gato tenga a acceso a cualquier plástico. Algunos gatos mejoran con un cambio a una dieta en alto contenido de fibra.

Los gatos afectados tienden a tener restringido el estilo de vida, por ejemplo, viviendo exclusivamente en el interior de un piso. La solución ideal es permitirles el acceso al aire libre, a un jardín, por ejemplo.

Si tu gato es un amante del plástico, no lo pierdas de vista y actúa con urgencia. Su salud está en juego.

foto-agueda

Vicente Zaragozá
Periodista y responsable de comunicación

Por qué el gato se come los plásticos es un consejo para Gatos, y habla sobre Salud e Higiene.


iLife Aspirador