Enfermedades comunes en los pájaros


Averigua cuáles son las patologías más comunes entre las aves criadas en cautiverio y aprende a identificarlas

A pesar de que la mayoría de dueños de perros y gatos conocen las enfermedades más comunes que pueden afectar a sus peludos, no sucede lo mismo con aquellos que adoptan como mascota a un pájaro. De hecho, son pocos los que sabrían reconocer patologías sumamente evidentes. Si eres uno de ellos, no te preocupes, hoy te contamos cuáles son las dolencias de las que deberías proteger a tu alado favorito.

Lo primero que debes saber es que la especie de ave por la que te hayas decantado determinará sus posibles problemas de salud. Por ejemplo, los canarios son propensos a sufrir acariasis, mientras que los periquitos padecen con frecuencia inflamaciones intestinales y asma. A continuación recabamos las más habituales:

  • Enfermedades respiratorias: como el asma -una enfermedad crónica grave que se agrava si sobreexcitamos al animal y lo exponemos a determinados olores (los humos de la cocina, desodorantes, insecticidas y similares)- y la bronquitis -tremendamente contagiosa y que inflama los bronquios y aumenta la mucosidad del animalito-.

  • Enfermedades digestivas: la salmonelosis y la infección por la bacteria coli protagonizan este apartado; de hecho, seguro que has oído hablar de ellas, pues pueden afectar también a los humanos y sus síntomas son similares. Ambas pueden transmitirse a través de las heces, aunque la primera también a partir de la saliva. Se manifiestan en forma de diarrea y pueden ser mortales. La salmonelosis, asimismo, es capaz de afectar a las articulaciones (que se hincharán) y al sistema nervioso (provocando calambres, contracciones, pérdida del equilibrio, etcétera). Pueden confundirse con inflamaciones intestinales o enteritis, menos graves y que se tratan con antibióticos.

  • Colibacilosis: muy frecuente en los canarios, se produce cuando el ave consume agua o alimentos contaminados.

  • Acariasis: afecta a las patas, que pueden deformarse y que suelen presentar costras, heridas y descamaciones.

  • Polyomavirus: afecta especialmente a loros y periquitos, cuyas zonas exentas de plumas se enrojecen. Cuenta con un alto índice de mortalidad y el tratamiento incluye aplicaciones con yodo.

  • Psitacosis u ornitosis: causada por una bacteria, es una patología infecciosa y contagiosa cuyo agente se encuentra en las plumas, los tejidos y las secreciones. Está muy extendida y tiene efectos gravísimos.

  • Incapacidad de poner huevos: ocurre con mayor frecuencia en aves criadas en cautividad. Tiene que ver con el estado y forma física del pájaro, que necesita poseer unos músculos en plena forma para soltar el huevo.

  • Picoteo de los huevos: un proceder motivado por la falta de calcio en su dieta pero también al aburrimiento y al estrés.

  • Desarrollo excesivo de las uñas y/o el pico: conocida como PBFD se trata de una enfermedad vírica incurable.

  • Arrancado de las plumas o muda anormal: lo primero puede deberse a un trastorno del comportamiento, mientras que lo segundo tiene que ver con una alimentación poco equilibrada.

  • Obesidad: especialmente importante en una especie de reducido tamaño. Supone consecuencias devastadoras para su salud e, incluso, podría impedir que volase.

Cómo detectarlas

canaries-426279_640

Para detectarlas resultará fundamental que te fijes concienzudamente y le prestes atención a tu pequeño amigo, pues los pájaros tienden a esconder con esmero que se “encuentran mal”. Ten paciencia y dale importancia a las posibles alteraciones de comportamiento.

Algunos de los parámetros que no deberías perder de vista son su forma de alimentarse, respiración, posición de las alas, consumo de agua, cambio en la consistencia de las deposiciones, plumaje, etcétera.

Prevención

Para que hagáis honor al dicho “más vale prevenir que curar” os proporcionamos unas pautas de actuación que mantendrán a tu alado alejado de las citadas enfermedades:

  • Mantén la jaula limpia: una higiene apropiada resulta básica para ahorraros algunas dolencias, sobre todo aquellas que tienen que ver con la contaminación de los alimentos. Renueva el agua del bebedero (les encanta si está fría) con frecuencia y renueva el sustrato del fondo de su “casa” al menos dos veces a la semana. Ten una de repuesto para poder desinfectarla mensualmente en la bañera.

  • Aliméntale correctamente: Trata de introducir alimentos frescos como la lechuga, en su dieta. Además, les ayudarás a regular el tránsito intestinal y les encanta juguetear con las hojas. No olvides limpiarla correctamente antes de introducirla entre los barrotes y pásales un trapo húmedo cuando se la terminen para evitar la proliferación de bacterias.

  • Acude al veterinario con regularidad.

Por supuesto y al margen de estas recomendaciones, no olvides una de pura lógica: darle amor; básica para evitar problemas de conducta o, sencillamente, que se sienta triste.

foto-agueda

Águeda A. Llorca Bravo
Periodista y fotógrafa

Enfermedades comunes en los pájaros es un consejo para Aves, y habla sobre Salud e Higiene.


iLife Aspirador