5 mascotas exóticas que están de moda


Cerdos vietnamitas enanos, erizos, fennecs, ginetas y kinkajous se encuentran en la lista de los animales domésticos más populares de estos últimos años

A pesar de que uno de los últimos criterios a la hora de escoger una mascota debería ser guiarnos por lo que está o lo que no está de moda, no son pocas las personas que se decantan por el que, consideran, un animal exótico, original y llamativo del que poder presumir (obviamente, habrá quien lo elija por mero gusto o preferencia) y que les parece de lo más chic.

Seguro que, de hecho y durante el último año, te has cruzado en más de una ocasión con alguien que paseaba un cerdo vietnamita; que te sabes de memoria los cientos de fotos del erizo que tu amigo se ha comprado y que comparte en Facebook; y que hasta has dejado de sorprenderte Sí, la tendencia de las especies exóticas comenzó hace dos décadas con las aves venidas de países lejanos, con los peces de colores imposibles y con las razas menos conocidas de perros y gatos, unas inclinaciones que han ido evolucionando a lo largo de los años. Estas son las que actualmente gozan de mayor popularidad:

El cerdo vietnamita:

cerdo-vietnamita

desde la presentación “en sociedad” del de George Clooney, las ventas se han disparado. Son dóciles, curiosos, cariñosos y dependientes, pero también muy miedosos y perceptivos. Necesitan llevar una dieta rigurosa, pues tienden a la glotonería, y el aire y el ejercicio son también fundamentales para ellos. Además, suelen alcanzar el tamaño de un perro medio y las hembras tienen unas dimensiones menores, una cuestión que deberás valorar si los quieres tener en un piso. Ahora bien, parece que al Ministerio de Medio Ambiente no le hacen mucha gracia, pues ha propuesto incluirla, junto con otras 19, en el catálogo nacional de especies invasoras.

El erizo:

Según The Guardian, uno de los más adquiridos en los últimos cinco meses (las adquisiciones se han incrementado en un 5%). En algunos países están prohibidos y se suele pensar que, al ser pequeños, requieren de pocos cuidados. Nada más lejos, pues pueden padecer síndromes neurológicos, obesidad, infartos, enfermedades del riñón y un largo etcétera si no se les cuida adecuadamente. Además y aunque son encantadores, resulta muy complicado encontrar un veterinario especializado.

El petauro del azúcar:

petauro-azucar

muy divertidos y sociables, constituyen una de las mejores opciones de mascota exótica. Capaces de ladrar como un perro, dar besos, jugar, y demandan contacto constante con sus dueños, poseen un tamaño dimensiones reducido(como un teléfono grande con cola) y tienen un gran olfato y oído. Se alimentan con fruta, aunque no le harán ascos a un trocito de jamón york.

La gineta:

su aspecto se encuentra a medio camino entre un mapache y un lince; y son de naturaleza nocturna. Se comportan de un modo similar a un gato (en algunas culturas se les conoce bajo el nombre de “gatos guardiánes”), aunque son mejores cazadores y más intranquilos.

El fennec:

fennec-fox-77047_640

de grandes orejas y pelaje suave, estos pequeños zorros del desierto tienen una actitud a medio camino entre un perro y un gato –una de sus virtudes es que socializan muy bien con otras mascotas-. Eso sí, son muy inquietos y adoran excavar y trepar, así que, cuidadín.

El kinkajou:

kinkajou

aunque en apariencia adorables, no se trata de unis marsupiales muy afables, pues no dudan en morder, arañar y trepar (básicamente porque la mayoría no están demasiado domesticados).

Por otra parte, no debemos perder de vista que esta clase de animales suelen tener unos requerimientos alimenticios que pueden complicar su cuidado, pues no siempre resulta fácil encontrar la comida apropiada -precisamente porque no abundan, aunque estén de moda-. Lo mismo sucede con el veterinario: deberás buscar uno especializado e informarte.

Al margen de las características y necesidades de las especies citadas (algunas de las cuales se sentirían mejor en su entorno natural, indudablemente), no podemos dejar de remarcar que, cuando adquirimos una mascota, no lo hacemos porque la raza o la especie sea “de lo más in”, sino porque buscamos un compañero de vida que pasará a formar parte de nuestra familia y al que cuidaremos con todo el amor del mundo.

foto-agueda

Águeda A. Llorca Bravo.
Periodista y fotógrafa

marzo de 2015




Ofertas en Amazon.es para tu mascota

¿Qué opinas sobre este artículo?

Sé el primero en comentar

avatar
900
wpDiscuz