El síndrome del abandono en el perro


Aprende a identificar los síntomas y consecuencias de que tu perro se quede demasiados días solo

A pesar de que se trata de un problema de corte psicológico, el síndrome del abandono es uno de los problemas más frecuentes que se detecta entre los perros jóvenes; de hecho representa entre un 20 y un 40% de las consultas veterinarias referidas al comportamiento animal.

El trastorno, que se manifiesta con múltiples síntomas que perjudican la salud de nuestra querida mascota y que en casi la totalidad de los casos, está relacionado con la excesiva vinculación entre el can y su dueño (y dependencia del primero hacia el segundo, obviamente). También conocido como síndrome de ansiedad por separación –y como por su propio nombre habrás podido deducir- suele aparecer después de que nuestro peludo pase un periodo largo de tiempo solo en casa (normalmente durante épocas vacacionales). Aprende a detectar si tu pequeño amigo lo padece y ayúdale.

Síntomas

  • Destroza objetos de la casa, trata de llamar tu atención.
  • Comportamiento agresivo.
  • Se muestra estresado, temeroso.
  • Aúlla de manera lastimera
  • Se autolesiona, muerde (para detectarlo, fíjate si su pelaje presenta anomalías, se ve raído, tiene calvas, etcétera).
  • Temblores.
  • Vocalización y salivación excesiva.
  • El perro se vuelve huidizo.

Causas

  • Se da con mayor frecuencia en cachorros que han sido separados prematuramente de sus madres.
  • No se ha quedado solo nunca y se le deja sin compañía varios días. Lo ideal es habituarlo de manera progresiva.
  • Su rutina, estructura familiar, hogar o similares se han visto alterados por alguna razón.
  • El perro ha sufrido un episodio traumático: maltrato, accidente, se ha perdido, lo han atropellado, ha perdido a un ser querido, o se ha visto envuelto en una situación similar.
  • Incluso puede ser fruto de una estimulación mental deficiente.

Pautas de actuación

dog-70343_640

  • Obviamente, consultar al veterinario cuando observes este tipo de comportamiento será fundamental para descartar patologías que revistan mayor gravedad. Al margen de esta pauta, por supuesto, existen una serie de consejos que puedes poner en marcha para que tu can se encuentre mejor.
  • Trata de acostumbrarle progresivamente: aumenta el número de horas de ausencia de manera paulativa. Aprenderá que vuelves siempre.
  • Cambia tu rutina a la hora de salir de casa (si tu trabajo te lo permite y al menos durante una temporada). No nos referimos únicamente a los horarios, sino también a todo el proceso que llevamos a cabo antes de irnos –coger las llaves, el bolso y la cartera, ponernos el abrigo. Evita despedirte y decirle adiós con caricias. No le hagas demasiado caso cuando regreses (haz de tripas corazón) y espera a que se calme.
  • Esconde juguetes y premios que pueda encontrar con facilidad para que se entretenga durante el tiempo que pases fuera. Si le das una “chuche” en cuanto te vayas asociará tus salidas con un estímulo positivo.
  • Si ha roto o rompe algún objeto y detectas que tu perro está pasando por un episodio de ansiedad por separación, no resulta demasiado recomendable que lo riñas, tal vez solo está demandando tu atención y lo único que lograrás es reforzarle.
  • Sácalo a pasear varias veces al día y procura que las caminatas sean largas y entornos donde el animal pueda descargar toda su energía. Si te gusta el deporte, el canicross constituye una solución perfecta para ambos que, además, fortalecerá vuestro vínculo mascota-dueño y comunicación.
  • En los casos más graves se les pueden administrar suplementos farmacológicos como la fluoxetina, que usada moderadamente ejerce un efecto ansiolítico.

En definitiva: no pierdas nunca de vista que nuestras mascotas son un miembro más de la familia y tienen necesidades –más allá de las físicas y la intendencia- muy similares a los niños. No los dejes solos más de dos días. Opta por un refugio, por cuidadores especializados, hoteles para perros, pídele el favor a un amigo o familiar….hay múltiples alternativas para evitar que tu pequeño peludo se sienta mal cuando estés fuera. Y ten paciencia.

foto-agueda

Águeda A. Llorca Bravo
Periodista y fotógrafa

abril de 2015

El síndrome del abandono en el perro es un consejo para Perros, y habla sobre Salud e Higiene.


iLife Aspirador