La cobaya como mascota


La cobaya (Cavia porcellus).

La cobaya doméstica es una especie híbrida de roedor histricomorfo de la familia Caviidae.
Como animal doméstico, las cobayas son animales cariñosos y una buena opción como mascota. Si te decides a tener una debes saber que requieren un cuidado especial en su alimentación ya que necesitan de una dieta equilibrada y sana para evitar que enfermen.

Contrariamente a lo que algunos creen por su reducido tamaño, las cobayas necesitan de espacio para estar cómodas. Ofrécele una jaula lo suficientemente grande para que pueda moverse.

Llegada al hogar y primer contacto

Como cualquier animal, la cobaya necesita un periodo de adaptación cuando llega su nuevo hogar o sea tu casa. Pueden ser animales asustadizos por lo que deberás tener paciencia y esperar a que te tome confianza. Lo mejor para ello es no forzar nunca la situación y dejar que sea el animal quien se acerque a ti. Las cobayas, a diferencia de otros roedores no acostumbran a morder por lo que podrás cogerla con cuidado pero sin temor a que te haga daño. Como mucho puede arañarte un poco según como tenga las uñas de largas.

Acostumbran a ponerse en jaulas metalizadas aunque también puedes habilitarle una caja de madera. No olvides que son roedores y como tales pueden roer la madera hasta hacer un agujero por donde escaparse.
Evita que su jaula esté entre corrientes de aire o tu amiguito podría caer enfermo.

Alimentación

cobaya

Las cobayas son animales herbívoros, por lo que el aporte de fibra en el alimento es indispensable. Existen variedad de productos tipo pienso, alfalfa o heno para cobayas, pero recomendamos combinar esta comida con fruta y verdura. La comida que le prepares tu en casa deberá estar debidamente troceada en porciones pequeñas para que le sea más fácil su ingesta y posterior digestión. Vigila el estado de las verduras y las frutas, si éstas están en mal estado el animal puede caer enfermo.

Higiene

Las cobayas tienen un olor característico debido a que orinan muy a menudo y que puede ser muy desagradable sino limpias su habitáculo frecuentemente. Para que su orina se absorba mejor puedes comprar tiras absorbentes especiales para cobayas o bien poner tiras de periódico y cambiarlas muy a menudo.

Las cobayas necesitan un baño cada pocos meses para cuidar su higiene. No son animales que se limpien ellos mismos como haría un gato. Existen champús húmedos y secos especiales para mascotas. Para saber cual debes usar lo mejor es preguntar en la tienda o al veterinario.

Cuando la bañes debes tener especial cuidado con la temperatura del agua. Ésta debe estar templada evitando los excesos de temperatura. Sé cuidadoso y no eches nunca el agua a presión encima del animal. Lo mejor es humedecer el cuerpo de la cobaya, aplicar el champú especial sobre su cuerpo, frotarlo con suavidad y retirar el jabón aplicándole el agua que corra a través de nuestras manos.

Cuando ya lo hayas limpiado, sécala suavemente con una toalla y evitando cualquier aparato de aire caliente ya que podrías asustarla o quemarla. Puedes acabar la higiene con un cepillado suave para desenredarle el pelo.

Cuidados

cobaya-2

Lo primero que debes hacer cuando tengas una cobaya es llevarla al veterinario para que le haga una revisión, la desparasite y le ponga las vacunas en caso de que sea necesario.

Para que tu cobaya no se aburra puedes comprarle algún juguete especial para cobayas que hará que se entretenga el tiempo que no esté contigo.

También es importante que cuando pueda estar vigilada la dejes salir de su jaula o caja y pueda pasearse libremente por la casa. De esta forma también hará ejercicio y evitarás que coja sobrepeso. Ten especial cuidado cuando la sueltes de que no muerda los cables. Recuerda que es un roedor y su instinto es roerlo todo.

Si con el tiempo decide tener otra cobaya, te recomendamos que sea del sexo opuesto a la que ya tienes para evitar que se peleen.

La cobaya como mascota es un consejo para Pequeños Mamíferos, y habla sobre Temas generales.


iLife Aspirador