Cuidados de la chinchilla


Las chinchillas son tipos especiales de roedores con características únicas que requieren un nivel de atención diferente a comparación con otros animales que ya conoces.

Pueden llegar a ser una mascota maravillosa para la persona correcta, pero no todo el mundo puede tener como mascota a uno de estos animalitos.

Tienes que saber los cuidados de la chinchilla las formas eficaces para hacer que sientan cómodas. Aprende su singularidad y decide si puedes convertirte en un buen dueño para tu chinchilla.

Examina la condición de tu chinchilla

Normalmente una chinchilla sana es gruesa, piel suave colocada en forma ordenada y de tamaño mediano y no demasiado gordo o delgado.

Observa cómo se mueve durante el tiempo de juego en la noche, comprueba si en algún momento se pone inquieto, cojo o enfermo. Puede haber algunos factores que posiblemente le hacen sentir enfermo.

Elije la jaula adecuada para tu chinchilla

cómo cuidar a una chinchilla

A las chinchillas les encanta correr y saltar alrededor de su jaula, ya que están acostumbrados a ello, porque estaban en la naturaleza antes del cautiverio y la elección correcta de la jaula es de gran importancia.

La jaula mientras más grande mejor y recuerda que debes seleccionar un lugar tranquilo en tu casa, y debe ser fresco.

Wire es el mejor material para una jaula, ya que les encanta masticar como a la mayoría de los roedores. Los materiales plásticos no son recomendables, estos incluye a los accesorios, porque pueden masticar las piezas pequeñas y esto le causará daño más adelante.

Evita exponer la jaula directamente a la luz solar, que podrían causar un sobrecalentamiento. La temperatura ideal debe ser de 18 a 24°C.

Intenta conseguir una jaula que sea fácil de sacar la bandeja, para hacer una buena limpieza. También puedes colocar la jaula es un stand o mesa fuerte para que la chinchilla se sienta segura.

Alimentación para tu chinchilla

Se sabe que la chinchilla tiene un muy delicado sistema digestivo, por eso debes alimentarlo con el tipo adecuado de alimentos, esto es muy importante para su salud.

El pellets y el heno son básicamente buenos para su panza. Dale de comer una buena cantidad de heno fresco durante el día, puedes darle snacks pero no tanto para evitar la diabetes.

Polvo de baño

La chinchilla no tiene un medio de limpieza por sí mismo, debe tomar un baño en una ceniza volcánica. Un baño de polvo regular es muy importante para que pueda mantener su pelaje limpio, lujoso y saludable.

El baño de polvo le puedes dar por lo menos dos veces a la semana, aunque puedes darle un baño más frecuente, especialmente en un clima húmedo.

Cuida a tu chinchilla suavemente

Tu chinchilla está habituado de forma natural a su nuevo hábitat, por lo tanto domarlo es un desafío fácil.

Evita los gritos y hablar en vos alta cuando estés cerca de su mascota. Ofrece un regalo, por ejemplo un poco de pasas y ponlos sobre tu palma, deja que llegue por sí mismo.

Evita perseguir o sostener su cola porque podría pensar que lo están atacando. Y debes tocar a tu chinchilla suavemente.

Juguetes especiales

Como la mayoría de los roedores, a las chinchillas les encanta masticar para mantener sus dientes en condiciones saludables es por eso que debes darle juguetes especiales, esto le hará más activo y vivo. Juguetes para masticar de madera son buenos para ellos; las ruedas pueden hacer que tu chinchilla explore y juegue.

Las chinchillas son amados por la mayoría de los dueños de mascotas, debido a sus características únicas. Si piensas tener uno, considera las maneras eficaces de hacer que le hagan sentir cómodo, así tu mascota vivirá más tiempo y con salud.

foto-juan

Juan Carlos Cervantes
Experto en Marketing Digital

Cuidados de la chinchilla es un consejo para Pequeños Mamíferos, y habla sobre Cuidados.


iLife Aspirador