Cómo saber si mi gata está en celo


¿Has notado que tu gata tiene menos apetito? ¿Qué está más mimosa de lo habitual? ¿El volumen y la insistencia de los maullidos, han aumentado? ¿O has encontrado marcas de pipí en el salón? Si has respondido afirmativamente a más de una de estas preguntas, no lo dudes: tu gato está en celo.

¿Qué es el celo o ciclo sexual del gato?

Como todos los felinos, el gato se caracteriza por tener un instinto sexual muy fuerte y marcado.
En el caso de los machos, la madurez no la alcanzan hasta casi el año de vida. En el caso de las gatas, es más temprano. Cerca de los seis meses, ya que notarás que tu mascota está más cariñosa –arquean las patas traseras cuando la acaricias- y se frota con todo lo que la rodea. Este comportamiento suele ir acompañado también de escandalosos maullidos y ronroneos, que emiten para atraer a los gatos macho.

Ante todo, ten paciencia, pues aunque pueda llegar a resultar muy molesto, por lo general, no dura más de 10 días.

¿En qué época se produce el celo?

Depende de varios factores: las horas de luz natural, la temperatura, las hormonas del felino… No existe un mes en concreto en que los gatos estén en celo. En el caso de las hembras, y si hacemos caso a su instinto reproductivo –reproducirse justo antes de los meses más calurosos- el celo puede aparecer entre los meses de marzo y junio, aunque no olvidemos que una gata doméstica, puede pasar por el celo más de una vez por año, dependiendo también del entorno en el que vive (luz artificial, calefacción…)

Los gatos, por así decirlo, están en celo constantemente, una vez superado el primer año. Uno de los inconvenientes más desagradables del celo de los gatos es el llamado “pipi sexual”: muestras de orina –de olor aún más intenso que el pipí normal- que dejan por la casa, con la esperanza de que alguna hembra lo sienta y acuda a su “territorio” para aparearse.

Los gatos domésticos, suelen ser más aventureros cuando están en celo y no dudarán en salir a fuera a buscar lo que no encuentran en casa, con los riesgos que eso conlleva. Tenlo en cuenta.

4 fases del ciclo sexual de la gata:

GATO CELO 2

La primera fase es el “proestro”, también llamada “cortejo”. En este punto, la gata está más juguetona y afectuosa de lo normal. Puede durar entre 1 y 3 días.
Después entra en lo que es el celo propiamente –está receptiva sexualmente- que recibe el nombre de “estro”.

El “metaestro” es la siguiente fase, que sólo durará 24 horas, y en la que la gata rechaza sistemáticamente a todos los gatos machos que la rodeen, de forma agresiva. La evolución dependerá de si el apareamiento ha tenido éxito o no.
Por último, el “anestro” o etapa final, es el periodo de descanso hasta el siguiente ciclo.
Y sobre todo: plantéate si serás capaz de ocuparte -o buscar familias adoptivas- para toda una camada, antes de aparear a tu mascota.

Esterilización, ¿si o no?

Dado que los gatos son una de las especies animales más prolíferas, la esterilización es una buena opción. No presenta efectos secundarios ni es peligrosa para tu mascota, y la intervención es sencilla y rápida.

Piensa también que un gato macho esterilizado, no estará expuesto a algunas enfermedades serias como la leucemia felina o el síndrome de inmunodeficiencia felina, que puede contraer por mordeduras y saliva de otros gatos.

foto-agueda

Dani Vico.
Periodista

abril de 2015

Cómo saber si mi gata está en celo es un consejo para Gatos, y habla sobre Reproducción y Cría.


Piscina para perros