Cómo cuidar a un canario


El canario es un gran cantor, ponle música y aprenderá por imitación

‘El canario cuando canta primero parte el alpiste y tu me partes el alma con las cosas que me dices’. Lo dicen las canciones y se escribe en los poemas; el canario es una de las aves más populares en los hogares. Habrá pájaros más bellos y exóticos pero pocos pueden igualar el bello y agradable canto del canario.

Canta canario, canta

¿Tu canario no canta? Cuidado, puede que en vez de un macho tengas una hembra y éstas no son grandes cantoras, solo emiten tímidos sonidos. Para diferenciar a los machos de las hembras debes fijarte en el tamaño, el color y la cabeza. Los canarios machos son algo más grandes y regordetes, sus colores son más vivos y tienen la cabeza más aplanada.

¿Y tú cuándo cantas? Normalmente lo hacemos cuando nos sentimos bien: en la ducha, tras una cena con los amigos, en el coche yendo de viaje… Los canarios también. Solo cantan cuando están contentos. Procura que no le falta una jaula amplia, temperaturas suaves y una novia y ¡cantará hasta rancheras!

Muchos cuidadores cubren la jaula con una sábana para simular la noche y les ponen música. De esta manera, no cantarán pero sí interiorizarán las notas para cantarlas después. Si además le hablas con cariño harás que se sienta más a gusto porque a nadie le amarga un halago ¿no?

Música maestro

Los canarios aprenden imitando los sonidos. Si pones música cerca de la jaula imitarán las notas de la canción que suena. Intenta que sean notas suaves para que también se sienta relajado y se arranque por bulerías.

Alpiste al 100%

canaries-426279_640

‘Si se calla el cantor, calla la vida…’ Y para cantar y tener un plumaje brillante, al más puro estilo Carbonero, ¿Qué se necesita? Buen alimento. Somos lo que comemos y en la dieta del canario, el alimento fundamental es el alpiste. Guárdalos en lugares secos para que se conserven siempre frescos. Al alpiste se le debe añadir también una mezcla de semillas como los cañamones, la avena, colza, linaza y negrillo.

La fruta y la verdura también son alimentos indispensables. La manzana, por ejemplo es muy bien recibida y la lechuga les encanta. La zanahoria es diurética y las espinacas son de las verduras más completas que existen.

Para tener unos huesos fuertes, el calcio es el ‘petit- suisse’ de los canarios. También sirve colocar hueso de sepia en los barrotes de la jaula.

Una casa llena de alegría

Aunque el canario es un ave pequeña, mide unos trece centímetros, necesita una jaula grande alejada de la exposición solar directa y las corrientes de aire. La ubicación es muy importante sobre todo si vamos a colocarla en exterior. Debe ser limpiada a fondo, al menos, una vez a la semana. Si colocas papel de periódico en el suelo será más fácil retirar los excrementos. Los canarios son animales delicados, cambia su agua cada día y procura que sus juguetes estén siempre limpios. Al caer la noche, igual que nosotros bajamos las persianas, coloca una sábana por encima. Evitarás que algún insecto se cuele y le moleste o le haga daño.

Pon otro recipiente con agua para que pueda bañarse, les encanta, incluso en invierno.

‘El canario en el arroyo, los mirlos en el zarzal, mi corazón con el tuyo y el tuyo no sé con cuál’. Tener un canario es tener una casa llena de alegría y canciones. Pero como todas las mascotas necesitan sus cuidados especiales. Son animales muy sociables salvo en la época de celo, por lo que no se deben tener varios machos en la misma jaula. A veces, les sale su ‘vena rebelde’ y se niegan a ser amaestrados pero en general son aves muy pacíficas. Pon un canario en tu vida, un ave o una persona, y cántale a la vida.

Saber más sobre el canario

foto-iratxe

Iratxe Comas Quintero
Periodista, blogger y community manager

Cómo cuidar a un canario es un consejo para Aves, y habla sobre Cuidados.


iLife Aspirador