Cómo evitar el mal olor en la arena de los gatos


Trucos para reducir los olores en casa debidos a la arena de los gatos.

¿Cómo reducir los olores provocados por el arenero del gato? Esta cuestión puede frenar algunas adopciones de felinos, pero es importante saber que siguiendo los trucos que proponemos es fácil conseguirlo.

Lógicamente lo más importante para no tener olores fuertes en casa debido a las arenas del gato es la limpieza constante. A parte de disminuir muchísimo los olores, tu gato te lo agradecerá.

Recordar que los felinos son animales muy limpios, tal y como comentamos en el artículo Los gatos y sus territorios.

  1. Adquirir un arenero para gatos cubierto y con filtros.

    Los areneros cubiertos para felinos ayudan mucho a reducir los olores en casa debido a que la arena no queda al descubierto. Algunos de ellos incluyen además, un filtro que reduce aún más los hedores.

    No obstante, si se decide por uno de estos areneros, debe ser muy constante en la limpieza de la arena debido a que todo el olor queda concentrado en su interior y el felino podría no sentirse cómodo y rehusar utilizarlo.

  2. Escoger una arena para gatos inodora.

    Existen muchos tipos de arenas para gatos. Nosotros recomendamos una arena para gatos conglomerante. Este tipo de arena suele ser un poco más cara que las normales, pero hace bolas sólidas con la orina y se puede recoger mejor. Esto reduce mucho los olores de las deposiciones.

    Escoger un sustrato de buena calidad supondrá la diferencia entre convivir con olores en casa o no tenerlos.

  3. Airear el arenero del gato.

    Si disponemos el arenero en espacios bien ventilados reduciremos mucho los olores que desprende.

  4. Limpiar asiduamente el arenero del gato.

    Lo más importante es limpiar la arena. Cómo mínimo, la arena debe limpiarse entre una y dos veces al día.
    Con esta práctica sencilla arreglaremos gran parte del problema. Existen en el mercado gran variedad de palas y rastrillos para los areneros que tienen surcos para permitir la salida de la arena limpia recogida, pero que atrapan las deposiciones sólidas y la orina de los felinos. Para una más fácil recogida podemos utilizar arenas aglomerantes.

  5. Cambiar toda la arena del arenero.

    Si la arena que utilizamos no es aglomerante deberá ser retirada por completo una vez a la semana para evitar malos olores. Si optamos por una arena aglomerante podremos aguantarla durante más tiempo.

    Es recomendable también limpiar el arenero una vez cada cierto tiempo con un detergente suave, no sólo para quitar los malos olores sino también como medida higiénica, tanto para el gato como para nosotros.

  6. Desodorantes para el arenero.

    Existen en el mercado productos de tipo desodorantes para las arenas pero hay que tener en cuenta que no a todos los felinos les agrada y pueden rehusar meterse en el arenero. Para ello la única solución es probarlo y saber que opina nuestro gato.

    1. Cómo evitar el mal olor en la arena de los gatos es un consejo para Gatos, y habla sobre Salud e Higiene.


iLife Aspirador