No poner un cascabel al gato


¿Por qué ponemos cascabeles a los gatos?

Desde siempre la literatura, el cine y los dibujos animados nos han presentado al gato con un cascabel. Quizá por esto, pensemos que este artilugio es bonito, gracil, tierno o incluso divertido ya que cuando asociamos la imagen de un gato con un cascabel colgado al cuello nos parece algo natural.

Esta creencia de que el cascabel es un accesorio en cierto modo necesario para un gato, está teniendo cada vez más detractores que opinan que poner este ruidoso,estresante e incómodo artículo en el cuello de los felinos no aporta nada beneficioso ni para el animal ni para su dueño.

Lo más importante debiera ser siempre la salud y el bienestar de la mascota y por lo tanto deberíamos preguntarnos qué necesidad hay en ponerle un cascabel.

Motivos en contra del cascabel

Incomodidad:
A los gatos, por su naturaleza salvaje, les resultan incómodas todas las prendas y todos los artilugios que les pongamos. Hay que pensar que suelen lamerse varias veces al día de forma instintiva y que el collar con el cascabel les impedirá llegar a esa zona del cuello. De hecho, lo más probable es que tu gato intente quitárselo mordiéndolo repetidas veces. Aunque creas que tu gato se ha acostumbrado a llevar el cascabel, para él no es natural eso que suena en su cuello.

Alteración del comportamiento:
El sonido del cascabel puede alterar el estado anímico de tu gato provocándole ansiedad y estrés. Los felino son cazadores sigilosos y sobretodo silencioso y con un cascabel será de todo menos eso. La ansiedad en los gatos puede provocar comportamientos no deseados como agresividad o apatía.

El ruido constante:
El sonido repetitivo del cascabel es perjudicial para la salud de tu gato ya que éste se encuentra demasiado cerca de su pabellón auditivo y a la larga, someterle a esos estímulos tan fuertes y constantes provocará que pierda agudeza auditiva o sufra de hipersensibilidad en los oídos pudiendo llegar a quedar sordo en los casos más graves.

El gato no entiende:
El animal, en este caso el gato que tengamos en nuestra casa nunca va entender que es lo que lleva en su cuello y que hace ese tintineo constante. Como ya hemos comentado, aunque creamos que se ha acostumbrado al cascabel, eso no quiere decir que le guste.

Por último, debemos tener en cuenta que los animales de compañía o las mascotas son seres vivos y no nuestros juguetes y como tales debemos respetarlos.

Marc Hernàndez.

enero de 2015

No poner un cascabel al gato es un consejo para Gatos, y habla sobre Cuidados.


iLife Aspirador