La tarántula como mascota


Grandes tejedoras e icono clásico de terror del cine fantástico, las tarántulas también pueden ser excelentes animales de compañía

Terroríficamente atractivas, exóticas, elegantes e imponentes, la tarántula como mascota constituye una opción maravillosa como mascotas, pues requieren de poco espacio, generan grandes temas de conversación -debido a sus curiosidades-, y sus comportamientos y colores resultan fascinantes. De hecho, adoptar una puede responder a motivos similares a los que tienen aquellos amantes de los peces. Es decir, como estos animales acuáticos, no interactúan de la misma manera que un perro o un gato, pero es posible disfrutar de ellos observándolos y aprendiendo de sus particularidades.

Así, estos arácnidos tienen cuatro pares de patas y cuatro pares de ojos simples, algunos de los cuales los emplean para ver de día y otros que les brindan visión nocturna. Cuentan también con quelíceros (unos apéndices similares a las antenas de otros insectos pero de forma ganchuda que se encuentran conectados a una glándula que segrega veneno), poseen un exoesqueleto (que muda durante su desarrollo) y son grandes tejedoras.

La tarántula como mascota

Cuidados

  • Calcula el espacio que necesitará tu tarántula (sobre todo si la has adquirido a una temprana edad) y compra un terrario que le permita moverse y desplazarse.

  • Si te has decantado por una arbórea, te hará falta una pecera grande, con troncos y otras superficies por las que pueda trepar.

  • Valora que tardan mucho tiempo en crecer y que, durante su desarrollo requieren cuidados adicionales.

  • Su hábitat deberá mantenerse a una temperatura que oscile entre los 21 y 24 grados. La humedad también resulta imprescindible para ellas. Un humidificador resolverá el problema.

  • Respecto a su alimentación, recuerda que necesita de cebos vivos, es decir de larvas, gusanos, grillos e insectos similares.

Elección

jumping-spider-111075_640

  • Antes de adquirir un ejemplar, deberás tener en cuenta cuáles son las especies (superan las 40 mil) más frágiles o resistentes, dóciles o agresivas, etcétera. Los del género Grammostola, Aphonoplema y Brachypelma son muy recomendables para principiantes, aunque estas últimas en particular gozan de gran popularidad y demanda -tanto, que se encuentran prácticamente en extinción por la caza furtiva-.Las más sencillas de encontrar, eso sí, son las Grammostola Rosea (o tarántula pollito) y la Aphonopelma Seemani.

  • El tamaño no tiene nada que ver con la toxicidad. En todo caso, la mayoría de los arácnidos son venenosos, sí, pero muy pocos disponen de la fuerza para inyectar el veneno.

  • Debes saber que las hay arbóreas y terrestres, y que cada una de ellas presenta sus peculiaridades. Una de las ventajas de las primeras es que resisten a las caídas.

  • Cómprala en una tienda especializada, que te hayan recomendado y que disponga de los permisos necesarios.

  • Fíjate en que esté sana: un indicativo de mala salud es que se encuentre acurrucada en la esquina del tanque. Revisa que no tenga heridas, unas lesiones típicas de aquellas arañas que se encuentran en lugares con poco espacio.

  • Infórmate sobre su precio.

  • Si tienes la oportunidad, hazte con una hembra, son más longevas que los machos (algunas alcanzan los 30 años de edad).

  • Durante la primera semana en casa, no le prestes mucha atención, les cuesta aclimatarse a los nuevos ambientes.

Precauciones

jumping-spider-300444_640

  • Dado que son muy delicadas, no te recomendamos cogerlas con la mano. Además, ciertas zonas de su cuerpo son especialmente susceptibles al tacto. Si te ves obligado, hazlo con ambas manos y mantenlas extendidas.

  • No las estreses, podrían morderte.

  • Si eres asmático, escoge otro animal de compañía, pues una de las consecuencias de la picadura de las tarántulas son las dificultades respiratorias. Lo mismo sucede con aquellos que padecen problemas cardíacos.

  • También quedan descartadas si en tu hogar ya tienes perros o gatos, que podrían lastimarlas pero también verse afectados por su veneno.

  • Deberás estar preparado ante una posible mordedura (que habitualmente te causará una infección bacteriana).

Y tú, ¿eres un amante de la tarántula como mascota? Preséntanos la tuya y ayúdanos a desmitificar su fama de terroríficas (prácticamente inevitable desde El Increíble Hombre Menguante, para qué negarlo).

foto-agueda

Águeda A. Llorca Bravo
Periodista y fotógrafa

mayo de 2015

La tarántula como mascota es un consejo para Arácnidos, y habla sobre Temas generales.


iLife Aspirador