Gatos en el antiguo Egipto


Gatos en el antiguo Egipto

No ha habido una civilización que haya respetado, amado y protegido tanto a los gatos como ella

Los que adoramos a los gatos no podemos sino admirar al antiguo Egipto. No ha habido una civilización que haya respetado, amado y protegido tanto a los gatos como ella. El gato egipcio llegó a tener la consideración de manifestación divina, en concreto de la diosa Bastet. Y hasta tal punto eran idolatrados que atentar contra su vida se pagaba con la propia.

¿Por qué el gato egipcio estaba tan bien considerado? La razón primera la encontramos en su visión de la vida, del mundo. Para el pueblo egipcio, la naturaleza era el centro de todo, y todos sus integrantes debían respetarse por igual. De ahí su inmenso amor por los animales y, en concreto, por los gatos egipcios. De hecho, el pueblo egipcio fue el primero en estudiar su comportamiento, su psicología, su alimentación… Incluso llegaron a tratar a sus mascotas fallecidas con el mismo duelo y modo de enterramiento que a cualquier familiar.

Pero, ¿por qué los gatos egipcios y no otros animales fueron los elegidos?
Aunque otros animales domésticos, caso de los perros, fueron domesticados con anterioridad, fueron los gatos los primeros que decidieron vivir entre humanos. Instalados en las viviendas de sus nuevos ‘propietarios’, pronto se adaptaron a su nuevo estilo de vida. Su popularidad responde principalmente a su habilidad para ‘limpiar’ las casas y graneros de roedores y pequeñas serpientes. Con el tiempo, el gato egipcio aprendió también a ayudar en las actividades de caza, relegando al perro.

pintura gato

Sabemos tanto de la vida de los gatos en al antiguo Egipto por la cantidad de pinturas y papiros halladas en los templos y tumbas. Así, sabemos por ejemplo que los egipcios consideraban a los gatos como manifestaciones de la diosa Bastet. Esta diosa era dual, podía mostrarse pacífica o feroz. Cuando se manifestaba de manera violenta, la representaban como una mujer con cabeza de león.

Los egipcios llamaban al gato ‘miu’, una onomatopeya más que un nombre. De aquellos gatos egipcios, el pariente más cercano es el abisinio, cuyos rasgos recuerdan vagamente algunas estatuas de la diosa Bastet.

Las pruebas históricas, mezcladas con alguna leyenda poco contrastada, del fervor de los egipcios por sus gatos son innumerables. Uno de los hechos documentados, cuenta que en caso de incendio de la vivienda, el gato tenía que ser el primer miembro de la familia en ser rescatado. Cuando los gatos fallecían, eran embalsamados, algo exclusivo de los faraones, que también tenían el rango de dioses. Incluso se han encontrado gatos momificados.

La protección de los gatos era mucho mayor que la que existe actualmente en La India con las vacas. Matar a un gato estaba castigado con la pena de muerte, aunque ésta fuera involuntaria.

A este respecto, el historiador Diodoro de Sicilia, cuenta un caso en el que un soldado romano perteneciente a las tropas de César mató a un pobre michino sin querer. Una turba deseosa de venganza linchó al desdichado soldado hasta acabar con su vida.

gato

Incluso hay un caso histórico documentado en el que el ejército egipcio perdió una batalla por salvar la vida de los gatos. El ejército persa, conocedor del amor que su enemigo profería por los gatos, empleó a centenares de ellos como escudos felinos. Los egipcios prefirieron rendir sus armas antes que atacar y acabar con la vida de los inocentes peludos.

Algunas anécdotas son verdaderamente increíbles. ¿Sabías que cuando un gato moría, los miembros de la familia se afeitaban las cejas en señal de luto? ¿O que los egipcios creían que los gatos tenían la capacidad de ‘leer’ y escrutar el alma humana?

Quizá la gran mayoría de la gente no sienta la misma devoción por los gatos que los egipcios, pero en Webanimales los adoramos como verdaderos dioses y es a ellos a quienes rendimos pleitesía. ¡Miau!

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar:

foto-vicente

Vicente Zaragozá
Periodista y responsable de comunicación


Recibe todos los consejos cómodamente en tu correo

¿Qué opinas sobre este artículo?

1 Comentario... en "Gatos en el antiguo Egipto"


Anónimo
Roser Varés
3 meses 19 días hace

Magnífico articulo, había leído sobre los gatos y Egipto, pero la anécdota de los escudos felinos…no..! Ahhh…y yo también los adoro. Los míos y los que me encuentro…!