La serpiente como mascota


snake-208585_640

Sibilina, representante por excelencia del diablo más tentador, la serpiente también se asocia a la sofisticación, a la elegancia y constituye una mascota tremendamente atractiva.

Elegantes, reptan en un hipnótico contoneo de su piel eléctrica, elástica; dibujando figuras imposibles, dejando, a su paso, un tenue surco, un rastro tan delicado como su sutileza. Si, a pesar de que mitológicamente la serpiente se ha relacionado con el mismísimo diablo, en la actualidad se trata de un animal exótico muy demandado como mascota. Llamativas, asombrosas, gozan de grandes atractivos que las sitúan entre los preferidos de muchos. Sin embargo, antes de adoptar una serpiente, deberías tener en cuenta algunas consideraciones.

Tener una serpiente como mascota requiere de conocimientos específicos, sobretodo relacionados con el tipo de alimentación y cuidados que a continuación explicaremos.

La serpiente como mascota

Tipos de serpientes

snake-653639_640

Aunque a priori pueda parecer más estimulante tener una boa constrictor o una pitón, resultará mucho más seguro adquirir una inofensiva, no venenosa, que no constituya peligro alguno para los habitantes de la casa y que tenga un carácter amigable.

Decántate por una jovencita, que puedas acostumbrar a tu vida y a tu hogar. Para saber si está sana, mírale los ojos – han de resplandecer- y fíjate en la tersura de su cuerpo.

Entre las más populares encontramos la serpiente de maíz, cuyo tamaño oscila entre los 70 y 130 centímetros de longitud y que alcanza una edad de 15 años. Las serpientes rata, rey y de leche, miembros todas ella de la familia colubridae, son también muy conocidas. Si, por el contrario, deseas adoptar una de carácter tranquilo, elige una pitón bola. Además, no crecen mucho.

La serpiente verde de la vid también es interesante, pero come, básicamente, lagartijas, una tarea alimenticia un tanto complicada de cumplir.

Cuidados imprescindibles

  • El hábitat de estos ofidios resulta fundamental para su supervivencia. Hazte con un terrario apropiado a su tamaño, que le brinde libertad de movimientos, que tenga distintas zonas (escondites, partes oscuras, otras en las que la temperatura cambie) y que tenga una buena ventilación.
    Las cajas de madera son otra opción.
  • Coloca un sustrato de musgo o similar en el suelo y cámbialo con frecuencia para mantener una higiene óptima.
  • No te olvides de la temperatura: este reptil de sangre fría requiere de entre 20 y 40 grados. Ubica un termómetro en el interior del recipiente. Las mantas térmicas y las piedras de calor son muy útiles.
  • Un humidificador, que les ayude a paliar la sequedad de su piel -no tienen glándulas-, también resulta útil.
  • Instala en el techo de la pecera unos focos UV (no incandescentes).

Alimentación

green-tree-python-543243_640

  • Ciertas especies necesitan ser alimentadas con cebos vivos, una cuestión poco práctica que deberías valorar antes de hacerte con una de ellas.
  • La mayoría de ellas son carnívoras y su dieta está basada en pequeñas presas como ratas y ratones, peces, gusanos, grillos y otros insectos, peces, aves pequeñas; pero también consumen hojas y flores.
  • Necesitarás un comedero y un bebedero.

Precauciones

  • No olvides que se trata, en principio, de animales salvajes que, ante el peligro, es probable que reaccionen atacándote y mordiéndote.
  • Toma precauciones cuando las alimentes, evita los movimientos bruscos, no la estreses, procura que tenga de todo y trata de acostumbrarla a unos horarios.
  • Descarta las especies de serpientes venenosas si tienes niños en casa.
  • Infórmate sobre su alimentación, periodo de vida y cuidados.
  • Ten en cuenta que deberás llevarla a un veterinario especializado.
  • Adquiérela en un criador legal en una tienda de mascotas.

Para acabar os dejamos con una curiosidad relacionada con este exótico animal: la serpiente como horóscopo ha sido recientemente readmitida en el zodiaco bajo el nombre de Oficuo (cazador de serpientes), un signo -el decimotercero- que atañe a los nacidos entre el 30 de noviembre y el 17 de diciembre y que cambia el concepto hasta ahora vigente de este sistema astrológico.

foto-agueda
Águeda A. Llorca Bravo
Periodista y fotógrafa

mayo de 2015


Recibe todos los consejos cómodamente en tu correo

Identifíca a tu Mascota


¿Qué opinas sobre este artículo?

Sé el primero en comentar