Raza de perro SABUESO DE SMÅLAND


Smålandsstövare

SABUESO DE SMÅLAND

Smålandsstövare

Descripción

El sabueso de Småland es un perro de talla mediana, tipo robusto y aspecto elegante. Su constitución es fuerte, sin llegar a ser pesado, con patas musculosas de huesos gruesos. Su cabeza es medianamente larga, con el hocico ni pesado, ni puntiagudo y las orejas altas, colgantes y de punta redondeada. Su cola puede ser larga, llevada recta o algo curvada en forma de sable pero por lo general suele ser muy corta de forma natural. Su pelaje es de largo mediano, con una capa superior suave, espesa, pesada y brillante. La capa interna es, sin embargo, algo más corta, densa y suave. El color del manto es negro y fuego, desde castaño intenso a ámbar, con algunas marcas blancas en pecho y pies.

  Origen e historia del SABUESO DE SMÅLAND

El sabueso de Småland es una raza antigua de la que según algunos estudios se tiene constancia medieval en el área de Småland, la región más meridional de Suecia, justo al norte de Skåne tradicionalmente danesa. En el Siglo XVI se gesta la configuración actual de la raza a partir de los sabuesos locales que reciben la aportación de otros sabuesos, spitz locales y el Offspring. Este perro era apreciado por los granjeros de la región que veían en él a un perro polivalente capaz de hacer tanto tareas de vigilancia, de conducción de ganado, como de caza de todo tipo ya fuera liebres, ardillas, zorros aves y de apoyo en la caza del alce. La raza fue expuesta en la primera exposición canina celebrada en Suecia en 1889 y desde principios del S. XX se trabajó en crear un tipo concreto con un color característico y una cola naturalmente corta. La raza fue reconocida por el Swedish Kennel Club in 1921 año en que se redactó su estándar. Dada la escasez de efectivos el Småland ha sobrevivido en momentos puntuales cruzándose con otros sabuesos similares para evitar la endogamia, si bien esto fue permitido por última vez en 1952. Actualmente es una raza reconocida por la FCI y las principales asociaciones cinológicas internacionales y nacen unos sesenta cachorros al año. Es un perro que no se ve fuera de Suecia.

  Temperamento y comportamiento del SABUESO DE SMÅLAND

El sabueso de Småland es un perro polivante usado principalmente para la actividad cinegética y en particular especializado en la caza del zorro y la liebre por aviso, es decir, rastreo sin atacar aullando para avisar al cazador quien lo llamará para ser él quien persiga a su presa. Requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio. Es un perro apropiado para las zonas rurales donde tienen, cuando el tiempo lo permite, la posibilidad de salir al campo; por el contrario no se adapta bien a la vida urbana y las limitaciones de salida y de espacio. Su hiperactividad y necesidad de acompañamiento tampoco lo hacen apto para dueños que vivan solos. Son perros determinados en la caza, con una constitución fuerte, muy resistentes incluso ante los fríos polares propios de Escandinavia, incansables y que disfrutan con el trabajo. En familia son amables, estables, atentos, obedientes, de fácil adiestramiento y tranquilos con otros perros. Por el contrario pueden ser ladradores y destructivos en caso de aburrimiento. Son también apreciados como guardianes.

  Salud y cuidados del SABUESO DE SMÅLAND

El sabueso de Småland es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo el hecho que debe protegérsele del frío y hay que revisarle sus orejas caídas para que no se acumulen bacterias y hongos debido a la humedad que allí se deposita. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos, especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a su cuidado es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias típicas a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantener al perro en forma. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.