Raza de perro PASTOR CROATA


hrvatski-ovcar1

PASTOR CROATA

Hrvatski Ovcar

Descripción

El pastor Croata es un perro de tamaño medio, robusto, fuerte y resistente, de construcción cuadrada, pecho profundo, con las costillas algo planas y una buena osamenta. Asimismo, sus extremidades son fuertes, siendo especialmente musculosos los cuartos traseros que se inclinan un poco. Su cabeza tiene forma de cuña, con la región facial muy alargada, los ojos oblicuos oscuros y las orejas altas y erguidas que le caen hacia delante. Su cola es de inserción media-alta, peluda y en reposo es llevada por encima de la línea de la espalda. Su pelaje es de longitud media en dos capas: la externa de pelo rizado largo, de hasta 14 cm, suave y ondulado; y la interna es una lanilla suave protectora. En cabeza, cara y extremidades el pelo es especialmente corto, un signo distintivo de la raza. El color del manto es negro aunque se permiten pequeñas marcas blancas en antepecho, pecho y dedos.

  Origen e historia del PASTOR CROATA

El pastor croata tiene un origen antiguo, probablemente a partir de cruces entre boyeros húngaros aunque antiguos registros sugieran que perros de este tipo, con el pelo negro y rizado, ya existían en la región croata desde 1374 tal vez llegados desde Grecia o Turquía en la Alta Edad Media. Su función y adaptabilidad lo hacían un perro muy completo y útil en los ambientes rurales. Con todo y con eso esta raza estuvo al límite de la desaparición tras la Segunda Guerra Mundial y sólo inició una tímida recuperación a partir de 1970.

  Temperamento y comportamiento del PASTOR CROATA

El pastor croata es un típico perro de trabajo de pastoreo y guardia no tan versátil como el idéntico Mudi. Por sus características requiere actividad intensa y necesita mucho ejercicio, paseos, actividad, ocupación, correr y jugar. Son aptos para entornos rurales y menos para las limitaciones de la vida urbana aunque son muy adaptables a todas las situaciones siempre que se les socialice en edad temprana. Como perro de trabajo suele estar siempre alerta, es tenaz, infatigable y resistente a las inclemencias del tiempo. Además, es relativamente fácil de adiestrar. En familia son compañeros afables, afectuosos, activos, alegres, fieles y protectores con los niños aunque algo ruidosos y muy cauteloso con los extraños. Por sus características pueden ser problemáticos con otros perros. Pese a su docilidad se les debe educar con un adiestramiento del tipo refuerzo positivo desde pequeño, con firmeza para impartirle normas de obediencia. Por último, si se aburren o permanecen tiempo inactivos o solos pueden llegar a volverse muy destructivos, compulsivos, nerviosos y ladradores.

  Salud y cuidados del PASTOR CROATA

El pastor croata es una raza rústica y bastante sana que no presenta problemas destacados de salud aunque los ejemplares con pelo descuidado pueden sufrir problemas y enfermedades de piel. Asimismo conviene revisarle sus orejas para prevenir infecciones y hongos, así como los ojos. En el caso de ser un perro de trabajo, o que realice muchas actividades en el campo, es conveniente que se le practique una inspección periódica del pelaje a fin de descubrir eventuales espigas clavadas, pulgas u otros parásitos en la piel o pelos. Especialmente deben revisársele las patas y la parte interna de las orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la babesiosis, la ehrlichiosis o la hepatozoonosis, entre otras.

Respecto a su cuidado no precisa muchas atenciones salvo aquellas veterinarias comunes a todos los perros. Para su equilibrio físico y emocional necesita espacio, salidas diarias, ejercicio y ocupación constante. Por último, el mantenimiento de su pelaje requiere un cepillado regular con peine de crin para retirar los pelos muertos y evitar que se anude o enrede. Asimismo conviene controlarle las pulgas. Por el tipo de pelaje no es necesario un baño regular y basta con que se haga de vez en cuando, cada seis meses.