Raza de perro FOXHOUND INGLÉS


Foxhound english

FOXHOUND INGLÉS

English Foxhound

Descripción

El foxhound inglés es un sabueso musculoso y a la vez elegante, poderoso y de corte limpio. Su cuello y hocico son largos y sus ancas fuertes. Sus orejas son largas y caídas y su cola igualmente larga y ahusada. Su pelaje es corto, brillante, áspero, de doble capa y por lo general tricolor en negro, blanco y canela.

  Origen e historia del FOXHOUND INGLÉS

El Foxhound Inglés es una raza antigua creada a partir de perros franceses e ingleses en el S. XIV cuando se empezó a popularizar en Gran Bretaña la caza del zorro. Ha sido selectivamente reproducido en base a líneas muy cuidadas durante los últimos doscientos años teniéndose registros genealógicos desde finales del XVIII. Asimismo se encuentra en la base de muchas razas de sabueso franco-europeas desarrolladas parcialmente a partir de estos. En 1964 el English Kennel Club publicó su estándar provisional siendo reconocido ese mismo año por la FCI. Aun cuando ha llegado a haber casi 250 jaurías de Foxhounds en Inglaterra, la reciente prohibición de la caza del zorro en reino Unido deja su futuro en entredicho.

  Temperamento y comportamiento del FOXHOUND INGLÉS

El Foxhound inglés es un perro especializado en la caza del zorro. Requiere por tanto una gran cantidad de ejercicio. En las zonas rurales tienen la posibilidad de salir al campo; por el contrario no se adapta bien a la vida urbana, ni tampoco a dueños que vivan solos pues están adaptados a la vida en jauría. Son perros feroces en la caza, con una constitución fuerte, muy resistentes, incansables y que disfrutan con el trabajo. En familia son amables, tolerantes, obedientes, dóciles, de fácil adiestramiento y tranquilos con niños, otros perros y animales.

  Salud y cuidados del FOXHOUND INGLÉS

El Foxhound inglés es una raza que por lo general no presenta especiales problemas de salud salvo en casos puntuales la propensión a la displasia de cadera crónica, enfermedades renales o la epilepsia. Como sucede con otros perros de caza es conveniente que se le realice una inspección periódica después de una jornada en el campo, a fin de descubrir eventuales espigas clavadas o parásitos en la piel o pelos, especialmente deben revisarse las patas y orejas. Atención a las garrapatas ya que pueden llegar a transmitir la piroplasmosis.

Respecto a sus cuidados es un perro fuerte, rústico y saludable que no precisa cuidados especiales más allá de las atenciones veterinarias típicas a todos los perros y un entrenamiento físico diario para mantener al perro en forma. Está además acostumbrado a vivir en jaurías. En estos casos se debe mantener la jauría en unas buenas condiciones higiénicas y alimenticias, controlando periódicamente las heces para eliminar eventuales parásitos. Por último, el mantenimiento de su pelaje corto es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.